La innovación y el emprendimiento, las claves para el progreso social

Fomentar la empresa hoy es garantizar el empleo mañana

Este diario celebró este martes la gran fiesta de la innovación con la entrega, en su decimotercera edición, de los Premios CincoDías a la Innovación Empresarial. Unos galardones que reconocen las mejores iniciativas del emprendimiento corporativo en el campo de las nuevas tecnologías, de la responsabilidad social y de la innovación ligada a la universidad, así como las de las más imaginativas startups, y el reconocimiento, con un premio de nueva creación, a la carrera profesional más innovadora. Los cinco proyectos elegidos por un jurado nutrido por responsables de la vanguardia tecnológica tienen una orientación explícita por la sostenibilidad, la atención a las personas vulnerables y el compromiso con la investigación médica, todos ellos pilares básicos de los avances que precisa la sociedad. Pero no son sino una prolongación selectiva del millar de proyectos que en los últimos 13 años se han presentado al juicio del jurado y que muestran cuán vivo está el compromiso por la innovación en las empresas, independientemente de su tamaño.

Pero muchas veces el emprendimiento de pequeñas compañías y la búsqueda de fórmulas que mejoren el desempeño de las corporaciones no están suficientemente respaldadas por las políticas públicas, ni reconocidas por la opinión pública, aunque haya disponibilidad creciente de recursos para hacerlo. Los datos sobre la posición de España tanto en gasto en investigación y desarrollo como en materia de registro de patentes o en movilización de inversión en capital riesgo, o del simple indicador del gasto en educación, revelan que hay un trecho muy amplio que superar para llegar a los estándares europeos, con cuyas economías debe competir España. La inversión que se inyecte en educación en todos los niveles, en investigación en todas las disciplinas técnicas, y en innovación en todas las cadenas de valor de la economía, tarda en arrojar frutos palpables y necesita de la paciencia que siempre supera los calendarios políticos. Pero todo cuanto se haga devuelve con creces lo apostado y se convierte en el mejor multiplicador del progreso y de la riqueza.

Siempre respaldaremos los esfuerzos que se hagan en tal sentido y este periódico reclamará en paralelo políticas de respaldo a las iniciativas empresariales y a cuantas se pongan en marcha para mejorar la proyección y el respeto público de quienes se juegan su tiempo y su dinero en aventuras emprendedoras; porque aunque no todos lleguen a serlo, la historia está llena de éxitos empresariales que compiten lealmente en los mercados y son fuente de empleo imprescindible en un país que duplica las tasas de paro de sus iguales y que está tan necesitado de oportunidades para la gente. Fomentar la empresa hoy es garantizar el empleo mañana.