Transporte

Deutsche Bahn y Siemens buscan rodar con un tren a hidrógeno alemán en 2024

Trabajan en un modelo de cercanías y una estación de recarga de combustible en 15 minutos

Recreación del futuro tren a hidrógeno de Siemens, el Mireo Plus H.
Recreación del futuro tren a hidrógeno de Siemens, el Mireo Plus H.

Dos de los principales jugadores del sector ferroviario europeo, las alemanas Deutsche Bahn y Siemens Mobility, han trazado una alianza para desarrollar un tren de última generación a hidrógeno y una estación prototipo para la recarga de este tipo de combustible. El operador público va a utilizar unos de sus talleres de mantenimiento, el ubicado en la ciudad de Ulm, para dar servicio a un proyecto en el que también se están volcando, cada una por su parte, referencias como Alstom y las españolas CAF y Talgo.

El desafío del conocido como proyecto H2goesRail es acabar con los trenes impulsados por diésel que operan, principalmente, líneas regionales. La fase de prueba se llevará a cabo durante un año en el entorno de la ciudad de Tübingen. Tanto el Gobierno Federal como el del Estado de Baden-Württemberg van a participar en la financiación.

El impulso de Alemania a esta tecnología puede ser definitivo a la vista de que se trata de una potencia ferroviaria y de su apuesta por el hidrógeno verde a principios de la pasada década como motor de su economía.

El tren que propone Siemens está basado en su modelo eléctrico para líneas regionales o de cercanías Mireo Plus

El tren que propone Siemens está basado en su modelo eléctrico para líneas regionales o de cercanías Mireo Plus. Rebautizado como Mireo Plus H, tendrá dos coches y un nuevo motor a hidrógeno. Siemens asegura que este modelo gozará de tanta potencia como la versión eléctrica y una autonomía inicial de 600 kilómetros (1.000 kilómetros para el tren de tres coches).

Deutsche Bahn, por su parte, va a crear una estación de combustible en la que los trenes puedan repostar hidrógeno en el mismo tiempo en que recargan el diésel, no más de 15 minutos. El hidrógeno será verde, al utilizarse energías renovables para el proceso de electrolisis, y la filial DB Energie ejercerá de suministradora. Otra de las empresas del grupo, DB Regio, lo producirá en su planta de Tübingen.

Pruebas en 2024

Los promotores del proyecto prevén que en 2024 pueda rodar uno de estos trenes en la línea Tübingen, Horb y Pforzheim, donde actualmente prestan servicio unidades impulsadas por diésel. Se estima que rodará 120.000 kilómetros en ese primer año y que el ahorro de CO2 sería de 330 toneladas al año.

Los promotores del proyecto prevén que en 2024 pueda rodar uno de estos trenes en la línea Tübingen, Horb y Pforzheim, donde actualmente prestan servicio unidades impulsadas por diésel

El operador germano cuenta en su flota con 1.300 trenes diésel, al tiempo que el 40% de los 33.000 kilómetros de red en el país no están electrificados. La compañía prevé que en 2050 habrá sustituido la totalidad de sus máquinas diésel.

"El tren tendrá 1,7 MW de potencia de tracción que proporcionará hasta 1,1 m/s² de aceleración y una velocidad máxima de 160 km/h. Esta innovadora tecnología hará que las operaciones de los trenes propulsados por hidrógeno sean más rápidas, más eficientes y respetuosas con el medio ambiente. La tracción por hidrógeno es una forma de propulsión avanzada y libre de emisiones que ayudará a descarbonizar el transporte ferroviario y contribuirá de manera significativa al logro de nuestros objetivos climáticos", ha explicado Michael Peter, CEO de Siemens Mobility.

Normas
Entra en El País para participar