Despidos

Danone recortará hasta 2.000 empleos para ahorrar 1.000 millones en tres años

Los ajustes se centrarán en personal de oficina en todo el mundo

Logo de Danone en un camión de transporte de mercancías.
Logo de Danone en un camión de transporte de mercancías. REUTERS

La multinacional alimentaria de origen francés Danone anunció este lunes una profunda reestructuración corporativa, que incluye el despido de entre 1.500 y 2.000 trabajadores como parte de un plan de ahorro de costes con el que pretende, durante los tres próximos años, recortar 1.000 millones de euros.

La empresa explicó en un comunicado que este giro, que también incluye una reorganización de su estructura corporativa, responde a una adaptación a los cambios que la pandemia del Covid-19 ha supuesto en los hábitos de los consumidores.

“La transformación es necesaria porque estamos en una situación paradójica. Nuestra apuesta por una cartera de productos saludables y sostenibles es aún más relevante en el mundo de hoy, pero por otra parte somos incapaces de aprovechar plenamente los beneficios de las nuevas tendencias ni afrontar de forma óptima sus retos. Nuestros resultados recientes lo demuestran”, explicó en un comunicado el consejero delegado y presidente de Danone, Emmanuel Faber.

El principal cambio que observa Faber es el giro de al consumo de productos de proximidad. “Es una evolución por la cual una diversidad de hábitos alimenticios arraigados en las culturas locales es ahora vista como un factor calve de seguridad y resiliencia para los sistemas alimentarios mundiales”, explicó el ejecutivo, que resumió:

“Es una tendencia en la que muchos perciben lo local como una forma de recuperar el control sobre su comida”.

Despidos

Desde esa idea, la compañía ha diseñado las distintas iniciativas presentadas este lunes para adaptarse y reducir costes. Por un lado, las filiales nacionales ya no reportarán resultados sujetos a categorías de producto como hasta ahora (lácteos, aguas...), sino dentro de una unidad geográfica. Por ello, Danone estructurará su negocio en cinco unidades geográficas: Europa; Asia, África y Oriente Medio; China continental y Oceanía; Commonwealth y Turquía; y Latinoamérica. Cada uno con sus respectivos responsables directivos nombrados ayer y que se incorporarán al comité ejecutivo.

Según Danone, de esta forma se tendrán más en cuenta las tendencias locales y ganará en “agilidad, acortando la toma de decisiones” al simplificarla y dejarlas en manos de las unidades continentales y locales. De ahí la siguiente medida más destacada, una reestructuración del papel de las oficinas centrales, que conllevará el despido de “entre 1.500 y 2.000 puestos en oficinas centrales locales y globales, de los cuales entre 400 y 500 se acometerán en la sede central de la compañía en París.

La filial española de Danone tiene su sede central en Barcelona, pero también tiene oficinas en Madrid y Tenerife. Desde la misma, consultada por este periódico, no se aclaró si este plan de recortes de empleo afectará a estos puestos. Entre fábricas y oficinas Danone emplea a 2.000 personas en España.

La compañía de alimentación también recordó la puesta en marcha de una nueva organización en su cadena de valor, anunciada en octubre. Con todos esos ingredientes, el plan es ahorrar 1.000 millones de euros hasta 2023, “que serán parcialmente reinvertidos en apoyar nuestro crecimiento y nuestras marcas, pero también reforzar nuestros márgenes”.

El grupo trazó un objetivo a medio plazo de llegar a unos márgenes de entre el 15% y el 20%, con la idea de alcanzar de estar por encima del 15% en 2022 y cerrar 2020 del 14%, además de alcanzar un crecimiento “rentable” de las ventas a medio plazo de entre el 3% y el 5% anual.

En total, según indicó la compañía, todo este proceso de reestructuración conllevará unos gastos de 1.400 millones de euros, de los que la mayoría se acometerán en 2021.

Normas
Entra en El País para participar