PSA y Fiat blindan el nuevo grupo con incentivos a sus accionistas a largo plazo

Los accionistas que mantengan sus títulos durante al menos tres años consecutivos podrán recibir una acción con derecho a voto especial además de cada acción ordinaria

Logos de Fiat y Peugeot.
Logos de Fiat y Peugeot. Reuters

PSA y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) informaron este viernes de que premiarán a los accionistas a largo plazo de Stellantis, el que será el cuarto mayor grupo automovilístico del mundo tras la fusión de los grupos francés e italoestadounidense, con acciones de derecho a voto especiales que ayudarán a prevenir posibles intentos de adquisición.

Así se desprende del folleto relativo a la cotización y admisión a negociación en Europa de las acciones de FCA, que tomará el nombre de Stellantis como parte de la fusión transfronteriza y que ya ha aprobado la autoridad holandesa competente, sede del grupo, aunque sus acciones cotizarán en el Euronext (París), la Bolsa de Milán y la Bolsa de Nueva York.

El folleto indica que los accionistas de la empresa resultante que mantengan sus títulos durante un periodo ininterrumpido de al menos tres años podrán recibir una acción con derecho a voto especial además de cada acción ordinaria, movimiento que dificultará los futuros intentos de compra de Stellantis.

Los dos grupos automovilísticos advirtieron de que “la cotización de Stellantis en las tres Bolsas de valores podría afectar negativamente a la liquidez” de las acciones y “determinar diferentes precios”. El consejero delegado de PSA, Carlos Tavares, recibirá un incentivo de 1,7 millones de euros, mientras que el consejero delegado de FCA, Mike Manley, obtendrá “un premio de reconocimiento con un valor equivalente a aproximadamente cinco veces su salario base anual”.

El consejo de administración de Stellantis estará liderado por John Elkann, Robert Peugeot y Carlos Tavares. FCA y PSA también comunicaron que, por el momento, no se ha aprobado ninguna política de dividendos para Stellantis.

Los accionistas de ambas compañías votarán la fusión en sus respectivas juntas de accionistas el próximo 4 de enero. Esperan completar la operación en el primer trimestre de 2021, aunque todavía están pendientes de la aprobación de la Comisión Europea, que abrió una investigación a mediados de junio sobre la fusión entre ambos grupos al considerar que podría violar las leyes de competencia de 14 países de la UE y también del Reino Unido. Considera que pueden incurrir en un oligopolio en el segmento de las furgonetas.

 

Normas
Entra en El País para participar