Deutsche Boerse se sube al tren ASG, pero no será un viaje fácil

Podrá usar los datos de Institutional Shareholder Services para crear índices y productos especializados

Theodor Weimer, CEO de Deutsche Boerse.
Theodor Weimer, CEO de Deutsche Boerse. DPA vía Europa Press

El CEO de Deutsche Boerse, Theodor Weimer, ha conseguido al fin una gran operación. Después de varias salidas en falso, el martes anunció que comprará el 80% de Institutional Shareholder Services, por unos 1.800 millones de dólares. Si bien el negocio del grupo de EE UU que asesora a inversores sobre cómo votar es poco emocionante, su capacidad para calificar a las empresas por sus credenciales ambientales, sociales y de gobierno (ASG) tiene potencial. También es un campo cada vez más concurrido.

La adquisición es la mayor de Deutsche Boerse desde 2007, y con Weimer. A pesar de la promesa de expandirse mediante fusiones, perdió este año la oportunidad de adquirir Borsa Italiana en beneficio de Euronext. El intento de 2019 de comprar la plataforma de trading de divisas FXall, de Refinitiv, por 3.500 millones se esfumó después de que LSE se abalanzara sobre ella.

ISS no es barata. La oferta de Deutsche Boerse la valora en 2.300 millones, ocho veces los ingresos esperados para este año, 280 millones. Es más del triple de los 720 millones que el dueño, Genstar Capital, pagó por ella en 2017, aunque ISS ha hecho adquisiciones desde entonces. No hay mucho margen para ahorro de costes, pero Weimer espera subir ingresos que elevarán en 15 millones de euros el ebitda para 2023. Eso equivale al 18% del esperado por ISS este año.

Gran parte provendrán del uso de la inteligencia de ISS para aprovechar la moda de la inversión responsable. Los activos en ETF y productos de seguimiento de índices que cumplen con los criterios ASG se dispararán de 170.000 millones de dólares a 1.300 billones en 2030, predice State Street Global Advisors. Deutsche Boerse podría utilizar los datos de ISS para crear índices ASG, así como productos de inversión que coticen en sus plataformas.

Pero se enfrenta a una dura competencia. MSCI, Sustainalytics o S&P Global ya compilan índices ASG. BlackRock también busca construir carteras basadas en criterios éticos, en lugar de solo en la capitalización. Subirse al tren parece sensato; pero no será un viaje fácil.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías