Construcción

OHL espera entre el 4% y el 5% de ebitda para los 4.000 millones de su cartera de obra

El saneamiento de la reserva de proyectos y una contratación más prudente elevan las expectativas de rendimiento

José Antonio Fernández Gallar, consejero delegado de OHL.
José Antonio Fernández Gallar, consejero delegado de OHL.

Los nuevos criterios de contratación de obra que OHL asegura estar aplicando, en mercados estables y con proyectos rentables, hacen que la dirección confíe en una mejora del rendimiento de la compañía en no muy largo plazo.

Pese al lastre que supone la pandemia de Covid-19, con la ralentización y aplazamiento de infraestructuras en todo el mundo, el grupo estima que su cartera de construcción encierra un margen bruto del 8% y un margen ebitda que se sitúa en una horquilla del 4% al 5%.

Con una reserva de contratos que alcanza los 4.018 millones de euros a 30 de septiembre, OHL tiene un colchón de 20 meses de ingresos con su constructora

Con una reserva de contratos de obra que alcanza los 4.018 millones de euros a 30 de septiembre, OHL tiene un colchón de 20 meses de ingresos con su constructora en los niveles actuales de actividad. Superar el 4% de margen ebitda en este plazo debería impulsar los resultados globales de la empresa si no se dan nuevas sorpresas.

La última ha sido la de la provisión de 35,8 millones ante el deterioro de activos financieros con empresas vinculadas o, lo que es lo mismo, por créditos concedidos a Grupo Villar Mir. La deuda del accionista histórico con la constructora es de 133,8 millones, de los que OHL no prevé recuperar más de 100 millones en este momento si, como es previsible, se ejecutan las garantías, esencialmente el 100% de la firma de hormigones Pacadar. Un impacto que se sumó a los 30 millones en rojo por el efecto de la pandemia.

La división de construcción aporta 1.700 millones de los 2.070 millones ingresados por OHL al cierre del tercer trimestre (un 82,3% del total), mientras que entregó un ebitda de 49 millones de los 53,5 millones declarados por el grupo. La compañía explica que la crisis sanitaria ha lastrado los citados ingresos en un 3% y el ebitda en algo más del 8%.

Los comparables

El actual margen de ebitda de OHL Construcción es del 2,9%, una cota discreta entre las mayores referencias españolas del sector, pero que está en línea con el 3% de septiembre de 2019. Entre los rivales de OHL, Sacyr presenta un margen de ebitda del 11% por sus negocios de infraestructuras e ingeniería (10,8% en septiembre de 2019); ACS declara un 7% en su división de construcción (en línea con el de 2019); FCC baja del 6% de hace un año al actual 3,9%; Ferrovial obtiene un 2,7% en su negocio de obras; Acciona dice haber acusado un duro impacto por el Covid y su margen en construcción cae del 9% al 1,1%, y la más pequeña San José cuenta con un ratio de ebitda frente a ventas del 4,2% en la actividad constructora.

Mejor están evolucionando las rentabilidades de explotación de las divisiones industrial y servicios de OHL. La primera de ellas subió del 3% al 5,7% entre septiembre de 2019 y el mismo mes de este año, pero su aportación de ebitda es residual para OHL (7,7 millones en los tres primeros trimestres) y la compañía no se la quiere jugar de momento ni con grandes proyectos ni con nuevos nichos de negocio.

La empresa, que vive horas muy bajas en Bolsa con una valoración de 218 millones, se aferra al valor de sus negocios de construcción especialmente en Estados Unidos, donde ha conseguido contratar obras por 1.066 millones en los nueve primeros meses del año del total de 1.685 millones captado en obras por OHL entre enero y septiembre.

La difícil dependencia del negocio constructor

Proyectos de menos calado. El 67% de la cartera de OHL se debe a proyectos inferiores a 100 millones. En la reserva hay siete obras por encima de esa cifra, resaltando el proyecto de la I-405 (325 millones de euros) y el South Corridor Rapid Transit (314 millones), ambos en EE UU, así como la ejecución de la autopista Vespucio Oriente de Chile (206 millones).

Ingresos a futuro. Senda Infraestructuras, concesionaria de OHL, va a tener escaso movimiento mientras el grupo siga en pérdidas. Sin concesiones que aporten ebitda, OHL debe contratar obra con el difícil reto de elevar el rendimiento. La contratación frente a las ventas (book to bill) es de 0,97 veces para el grupo y de 0,99 veces en construcción.

Normas
Entra en El País para participar