_
_
_
_
_

BBVA y Sabadell cuentan con 6.500 empleados en edad de prejubilación

La sede social de la entidad resultante estaría en Bilbao

Análisis sobre la concentración en la estructura territorial
Belén Trincado / Cinco Días

BBVA y Banco Sabadell tienen previsto llevar a cabo un ajuste de plantilla que afectará a unos 6.000 empleos si finalmente sale adelante la fusión. Como todo indica, estas salidas, que nunca se recuperarán, se llevarán a cabo principalmente por prejubilaciones, según apuntan fuentes conocedoras del proceso y sindicatos. Aunque, como en todos estos procesos de fusión, también se realizarán salidas por bajas incentivadas. El objetivo es un ahorro de costes de unos 800 millones de euros en dos años.

Para llevar a cabo sus planes, tanto BBVA como Banco Sabadell cuentan con miles de empleados mayores de 55 años de edad. En concreto, 6.500 trabajadores, de los que unos 3.100 corresponden a BBVA, mientras que en Sabadell suman algo más de 2.300 empleados, según datos de los sindicatos.

Más información
La fusión de BBVA y Sabadell costará 6.000 empleos y el cierre de unas 1.250 oficinas
BBVA no tiene por qué gastarse todo el dinero de EE UU en fusiones
Nueva vuelta de tuerca de la banca a las comisiones a sus clientes

La entidad que preside Josep Oliu ya había abierto un proceso de ajuste que afectaba a 1.800 empleados, y se iba a llevar a cabo en su gran mayoría por prejubilaciones, pero la entidad paralizó el martes este proceso tras anunciarse un día antes las negociaciones que mantenía con BBVA para su fusión. La edad que se había fijado para poder acogerse al plan de prejubilaciones era a partir de los 56 años.

En el caso del banco que preside Carlos Torres, en los últimos procesos de salidas de empleados por ajustes las edades han variado de un mínimo de 53 años a los 55 años. En el primer caso, las salidas se produjeron tras la compra al FROB de Unnim, mientras que en el segundo caso se fijo los 55 años como mínimo para el ERE que se llevó a cabo tras la adquisición en 2014 también al FROB de Catalunya Banc.

El inicio de las negociaciones con los sindicatos para abordar este ajuste se iniciarán, no obstante, una vez que se apruebe la fusión por las distintas juntas de accionistas, lo que no se producirá hasta el primer trimestre de 2021.

Un punto que está resuelto es de la sede social del nuevo banco. Será Bilbao, donde está ubicada en la actualidad la sede de BBVA, apuntan fuentes conocedoras de la operación.

La nueva entidad que se creará tras esta fusión contará con una cuota de mercado del 24,4%, según Analistas Financieros Internacionales (Afi). Se coloca así en segundo lugar, por detrás de la entidad resultante de la fusión de CaixaBank y Bankia, con una cuota del 27,7%. Estas entidades, junto a Santander España, controlarán una cuota del 70,6%, con un incremento de 20 puntos porcentuales al ser solo tres bancos. Las cinco mayores entidades tras las tres fusiones anunciadas acumularían el 80,9% del volumen de negocio bancario en España.

Aunque la concentración a nivel nacional es “elevada”, desde Afi apuntan que en los diferentes submercados (autonómicos, provinciales, o municipales) la concentración es mucho menor, gracias a la importante presencia de entidades con especialización territorial, especialmente en los territorios de menor densidad poblacional, mientras que en los de mayor densidad son los nuevos actores (neobancos, fintech y competidores no bancarios) los que ejercen una presión competitiva muy importante.

Tras las dos integraciones mencionadas, el top 5 de entidades españolas con mayor volumen de negocio lo completarían la resultante de la fusión Unicaja-Liberbank, con una cuota del 5,2%, y Bankinter, con una cuota del 5,2%.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_