Aeronáutica

ITP Aero extiende los ERE a dos centros de Bizkaia que trabajan al 50%

Las plantas de Barakaldo y Sestao emplean a 500 trabajadores

ITP Aero está participada al 100 % por Rolls-Royce.
ITP Aero está participada al 100 % por Rolls-Royce.

ITP Aero sigue adelante con su ajuste interno por la crisis que el coronavirus ha provocado en el sector aeronáutico, que vive un desplome del vuelo de pasajeros en todo el mundo. La filial al 100 % de Rolls-Royce aplicará sendos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en dos de sus centros de Bizkaia, ubicados en las localidades de Barakaldo y Sestao. Con la crisis, ambas instalaciones solo trabajan al 50 % de su capacidad.

Ubicadas a pocos metros de distancia, ambas plantas están integradas en PCB, participada de ITP Aero y centrada en la fundición especial para componentes aeronáuticos. Los centros de Barakaldo y Sestao suman 500 trabajadores. La empresa ha comentado que "para hacer frente a esta crisis estructural", y cuya recuperación puede tardar de cuatro a cinco años, según los analistas, ha planteado un inicio de negociaciones con los representantes sindicales.

El objetivo es fijar las condiciones del ERE y el número de despidos, como "medida imprescindible para coadyudar a lograr la viabilidad" de PCB. La mesa de negociación entre las partes comenzará "en los próximos días".

Desde ITP Aero han añadido que abre el proceso "con la voluntad de llegar al mejor acuerdo posible para todos, incorporando las medidas sociales que permitan mitigar el impacto de la pérdida de empleo, buscando proteger el empleo a futuro".

El grupo sí que ha anunciado un recorte de 206 empleos en las plantas de Zamudio (Bizkaia) y en las de Ajalvir y Alcobendas, ambas en Madrid.

El verano pasado, ITP Aero anunció un ajuste de plantilla del 15 % sobre un colectivo de 4.000 profesionales, 3.000 de ellos ubicados en España, la mayoría (2.000) con puesto de trabajo en Euskadi, donde el proveedor aeronáutico inició su trayectoria industrial, hace más de 25 años.

La filial de Rolls-Royce ha ido identificando esos 600 despidos, como las citadas 206 salidas en Zamudio, Ajalvir y Alcobendas.

Normas
Entra en El País para participar