El Covid dispara la compra de vivienda unifamiliar al 20,4%, el máximo de la serie histórica

En consecuencia, aumenta el tamaño medio de los inmuebles, según los registradores

El Covid dispara la compra de vivienda unifamiliar al 20,4%, el máximo de la serie histórica
GETTY

La tendencia que vinieron adelantando los portales inmobiliarios tras los primeros meses de la crisis sanitaria y económica, que situaba a las viviendas unifamiliares como la opción preferida de los compradores, se ha materializado en cifras. Según los datos del Colegio de Registradores, durante el tercer trimestre del año, el 20,4% de las compraventas de inmuebles correspondieron a este tipo de viviendas, frente al 79,6% de pisos. De esta forma, los primeros alcanzaron el máximo de la serie histórica, mientras que los segundos se hundieron a mínimos.

Con respecto al segundo trimestre, según los datos de Registradores, se ha registrado un incremento en el peso de compraventas de vivienda unifamiliar de 1,94 puntos porcentuales, con el correspondiente descenso en el peso de los pisos. Según los datos del tercer trimestre de los ejercicios anteriores, el porcentaje de las viviendas unifamiliares se situó, desde 2014, en cotas cercanas al 17%, para subir al 19% en 2019, y a más del 20% en 2020.

En consecuencia, recogen los registradores en el análisis de la superficie media de vivienda, el tamaño de los inmuebles se ha incrementado un 0,8%, registrando también su máximo de la serie histórica hasta los 101,7 metros cuadrados para el conjunto de vivienda.

En vivienda nueva libre la superficie media transferida se ha elevado a los 110,2 metros, próximo al máximo histórico del segundo trimestre (110,4 metros). Por su parte, la vivienda usada alcanzó una superficie media de 100,25 metros, que también supone su mayor registro de la serie histórica. Se está produciendo, recuerdan desde el colegio, "una generalización del crecimiento de la superficie media transferida, ratificando el cambio de preferencias en el actual contexto de crisis sanitaria, demandando preferentemente viviendas con mayor superficie".

Atendiendo a las compraventas de pisos desagregados según su superficie, se constata cómo la demanda se focaliza en mayor medida en los de mayor superficie. De este modo, en el tercer trimestre el 53,3% de las compras fueron de pisos de más de 80 metros cuadrados, modalidad que registró un incremento de peso relativo de 0,33 puntos porcentuales con respecto al trimestre precedente y un incremento de 2,9 puntos con relación al mismo trimestre de 2019.

Los que oscilaban entre los 60 y los 80 metros supusieron el 27,6% de las compraventas, los de una superficie de entre 40 y 60 metros, el 15,8%, y los de menos de 40 metros, el 3,4%. En los últimos 12 meses, las compraventas de pisos de más de 80 metros supusieron el 51,7%, por debajo del 53,3% del último trimestre, "mostrando significativamente la tendencia hacia los pisos de mayor superficie".

Los datos del Colegio también apuntan a una reducción del peso de las compraventas en los grandes núcleos de población, si bien recuerdan que habrá que esperar a los próximos trimestres para ver si la tendencia realmente se consolida.

Así, analizando la evolución histórica de las ocho mayores capitales de provincia por número de habitantes, se constata un predominio de la reducción de peso relativo en compraventas de vivienda en dichas capitales con respecto al total de la provincia. Tomando, por ejemplo, las cuatro grandes capitales, Madrid registró en el último trimestre un peso del 47,3%, cuando a mediados de 2015 suponía el 57,7% de las compraventas de la provincia. En Barcelona el peso es del 23,8% y a mediados de 2014 representaba el 36,1%. Valencia mostró un peso del 28,05%, y a finales de 2016 estaba en el 37,3%. Por último, Sevilla registró el 36,8% de las compraventas de vivienda de la provincia, mientras que a finales de 2016 superaba el 50%.

Normas
Entra en El País para participar