La vacuna del Covid, oportunidad para congeladores y logística

Las firmas de transporte superfrío llevan meses preparándose para mover viales como los de Pfizer

Congeladores llenos de vacunas en pruebas de Pfizer.
Congeladores llenos de vacunas en pruebas de Pfizer. reuters

Cada desafío es también una oportunidad de negocio. El desarrollo de una potencial vacuna para el Covid-19 no es una excepción. Las vacunas desarrolladas por el fabricante de medicamentos estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech, cuyos ensayos clínicos muestran ser muy eficaces en la prevención del coronavirus, deben transportarse y almacenarse a temperaturas de menos 70 grados centígrados o menos. La ingente tarea de las autoridades deseosas de repartir rápidamente miles de millones de dosis en todo el mundo es una ventaja potencial para quienes fabrican congeladores y manipulan cargas.

Las autoridades ya superaron antes un enigma similar. La vacuna desarrollada para combatir la epidemia del Ébola también requería ser almacenada a temperaturas ultrabajas, pero los médicos lograron desplegarla con éxito en múltiples países africanos. Sin embargo, el reto de prevenir el Covid-19 es mucho mayor. DHL, el brazo logístico de Deutsche Post, calcula que el mundo manejará unos 10.000 millones de dosis de varias vacunas contra el coronavirus para finales de 2021. Se estima que 3.000 millones de ellas utilizarán la novedosa tecnología de ARN mensajero que requiere un almacenamiento ultrafrío. El transporte de toda la carga podría implicar 15.000 vuelos y 15 millones de cajas refrigerantes especiales.

Esta misión médica representa una ganancia inesperada para las compañías involucradas en el almacenamiento y la entrega de la vacuna. Las compañías que fabrican congeladores superfríos comenzaron a prepararse hace meses. Thermo King, pionero americano en el transporte de frío que forma parte de Trane Technologies (que tiene un valor de 34.000 millones de dólares), ha mejorado sus supercongeladores para trasladar de forma segura los viales para el Covid-19 en camión desde los aeropuertos a los hospitales. Los fabricantes de gases para condiciones de frío extremo y hielo seco también podrían tener mayor demanda de sus productos. Las acciones de la francesa Air Liquide han subido un 10% este mes; su rival Linde ha ganado un 16%.

Las compañías de transporte son otra pieza del rompecabezas de las vacunas. Kuehne+Nagel, el grupo suizo de logística con un valor de 25.000 millones de dólares, dijo en septiembre que había abierto dos instalaciones con temperatura controlada en Bruselas y Johannesburgo en previsión del aumento de la demanda de distribución de vacunas. DHL, que cuenta con unos 9.000 empleados capacitados para realizar transporte médico sensible, y sus rivales FedEx y United Parcel Service también están calentando motores.

La pregunta más difícil de responder es cuánto tiempo durará el ajetreo. Si una o dos dosis proporcionan una inmunidad permanente contra el Covid-19, entonces el desafío de la entrega (como la propia vacuna) será puntual. Si la gente necesita inyecciones de refuerzo regulares, entonces los congeladores superfríos y los fletes podrían ser una nueva industria en crecimiento.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías