Los impuestos ambientales aportan 22.000 millones en 2019, un 0,1% menos

La caída es debida al descenso de un 0,7% de los tributos sobre la energía

El Gobierno ultima nuevos tributos al plástico y los residuos

Torres eléctricas de alta tensión.
Torres eléctricas de alta tensión.

Los impuestos ambientales ascendieron a 22.050 millones de euros en 2019, lo que resulta un 0,1% menos que en el año anterior, de acuerdo con el avance de Cuentas Ambientales publicado el viernes por el INE. La caída supone que, en relación al total de impuestos de la economía española, el año pasado los ambientales representaron el 7,9% frente al 8% de 2018. A pesar del descenso, la evolución de este tipo de impuestos ha sido positiva desde 2015, año en que alcanzaron los 20.821 millones después de ejercicios con resultados más bajos.

Los impuestos ambientales se agrupan en tres categorías; impuestos sobre la energía (que en 2019 representaron el 82,2% del total), impuestos sobre el transporte (13,4%) e impuestos sobre la contaminación y los recursos (4,4%). El ejercicio pasado, los primeros descendieron un 0,7% respecto a 2018 mientras que los impuestos sobre el transporte subieron un 3,2% y los tributos sobre contaminación y recursos, un 1,9%.

Los hogares pagaron el 53,5% del total de impuestos ambientales en 2019. Abonaron el 76,5% de los del transporte y el 52,5% de los de la energía. A cargo de las ramas de actividad corrió el 46,5% del total y pagaron el 96,9% de los impuestos sobre la contaminación y los recursos y el 47,5% de los impuestos sobre la energía.

Nuevos tributos

La composición de los impuestos ambientales, no obstante, está a punto de protagonizar algunos cambios, de cumplirse la reforma tributaria proyectada por el Gobierno para 2021. Esta incluye la creación de un n nuevo tributo indirecto que gravará la fabricación e importación de envases de plástico no reutilizables y cuya previsión de recaudación es de 724 millones de euros anuales.

El tipo impositivo será de 0,45 cétimos por kilogramo. En paralelo, Hacienda prevé reducir la bonificación fiscal del diésel para ingresar 1.361 millones de euros entre 2021 y 2022; así como crear un impuesto sobre los residuos que tiene por objetivo recaudar otros 861 millones.

Normas
Entra en El País para participar