El antiguo responsable económico de Cs recorta en 2.000 millones la recaudación en los PGE

Toni Roldán, de EsadeEcpol, revisa a la baja los ingresos derivados de las tasas Google y Tobin, entre otros

Toni Roldan, director de EsadeEcPol.rn
Toni Roldan, director de EsadeEcPol.

El antiguo responsable económico de Ciudadanos, Toni Roldán, hoy director del Centro de Políticas Económicas de Esade (EsadeEcpol), ve "poco realistas" las previsiones de crecimiento económico que anticipa el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos a través del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año 2021, que ayer logró un holgado apoyo en el Congreso para su tramitación. A grandes rasgos, Roldán reduce el crecimiento del 9,8% calculado por el Ejecutivo al 6%.

Por un lado, tal y como se desprende del informe Presupuestos 2021: una valoración realista, presentado este viernes, parte de la revisión a la baja parte del impacto de los fondos europeos. Así, Roldán cree que en el mejor de los casos España "solo podrá ejecutar un 50% de los fondos europeos, y no el 100% previsto en los Presupuestos". Desde EsadeEcPol estiman que este volumen real de transferencias comunitarias supondrá un incremento de la economía española de un 1,3%, y no de un 2,6%, como refleja el texto de PGE.

A esta moderación en el crecimiento se le añaden 2.000 millones de euros menos de ingresos de lo previsto por el Gobierno, que podrían incrementarse debido a la incertidumbre creciente respecto a la evolución de la pandemia y a la posibilidad de "limitaciones intermitentes" hasta, al menos, el verano de 2021. Las tasas Google y Tobin, así como otros tributos impulsados por el Ejecutivo, supondrán realmente una "recaudación menor" de la estimada. 

Incluso en un escenario optimista en cuanto al crecimiento económico, recoge el documento, se calcula, en línea con las estimaciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que el Gobierno recaudará dos de cada tres euros de lo previsto como consecuencia de las subidas de impuestos. Esto sitúa la cantidad final en unos 4.000 millones de euros, frente a los más de 6.000 millones previstos. Desgranando las diferentes partidas, Roldán estima que la recaudación en 2021 por los nuevos impuestos alcanzará los 3.913 millones de euros, frente a los 6.085 millones que asegura el proyecto de PGE.

La subida del IRPF a las rentas altas es una de las medidas que Roldán revisa a la baja: 68 millones, frente a los 144 millones previstos oficialmente. El impuesto sobre los plásticos cae de los 491 millones a los 123 millones. En el impuesto sobre residuos prevé 431 millones, frente a 861 millones, en la subida del IVA a bebidas azucaradas y edulcoradas, 169 millones frente a 340 millones, y en el alza de las primas de seguro, 452 millones frente a 455. La tasa Google, por su parte, recaudará 542 millones frente a 968 millones estimados, así como con la tasa Tobin (593 millones frente a 850) y la nueva Ley de lucha contra el fraude fiscal (491 millones frente a 828).

En cuanto al incremento previsto en la partida de pensiones, de 5.000 millones de euros y que en un contexto de inflación negativa supone "la mayor subida del poder adquisitivo de los pensionistas desde 2015", Roldán alerta de que absorberá durante los próximos siete años la mitad del total de transferencias comprometidas por la Unión Europea para ese mismo periodo. También critica la subida del sueldo de los funcionarios: "Supone una subida significativa en las transferencias económicas hacia los empleos más protegidos en un contexto de altísimo endeudamiento y en el que amplios sectores de la población han estado expuestos a una vulnerabilidad económica sin precedentes".

Normas
Entra en El País para participar