IPC

La presión deflacionista crece y se extiende a 10 de las 12 categorías del INE

La caída del precio de la luz y el teléfono se llevan la inflación al -0,8%

La presión deflacionista crece y se extiende a 10 de las 12 categorías del INE
EUROPA PRESS

El IPC cerró octubre en un 0,8%, una décima menos de lo estimado inicialmente por el INE pero el octavo mes consecutivo con tasas negativas, a raíz de la pandemia del coronavirus. El dato de octubre, que presenta una caída de cuatro décimas en la evolución interanual de los precios, está a solo una décima del mínimo marcado en abril. Las presiones deflacionistas se extienden ya a 10 de las 12 categorías en las que el INE clasifica la cesta de la compra, que se aproxima a zona de mínimos sin la aportación, este mes, de las gasolinas.

El precio de los suministros para el hogar es el principal causante de las cifras de este mes. Según los datos definitivos publicados por el instituto estadístico, el apartado vivienda resta tres décimas de las cuatro que caen los precios. Dentro de éste, la partida más importante es la de los precios de la electricidad. La luz es un 3,6% más barata que hace un año (cuando se encareció en octubre). También baja el gasóleo para la calefacción, aunque el impacto sobre el conjunto de los precios es menor.

El otro apartado que más contribuye a la caída de la inflación son las comunicaciones. De media, los servicios de comunicaciones se abaratan un 4,2%, restando una décima al IPC. Esto se debe sobre todo a la bajada en los paquetes de telefonía (las ofertas de internet, móvil y televisión), que el año pasado se mantuvieron sin apenas cambios. También se registran caídas de precios en la enseñanza (-0,2%, por descenso de precios en universidades).

Paradójicamente, las únicas categorías que tiran al alza de los precios son las más csatigadas por el coronavirus: ocio y cultura y hostelería. El ocio y cultura la inflación interanual repunta cuatro décimas, porque el año pasado los precios bajaron en octubre al terminar la campaña veraniega. Este año, dado que la temporada ha sido catastrófica, el nivel de partida de los precios ha sido, también, más bajo. Los precios de hoteles, cafés y restaurantes han mostrado un comportamiento similar. El precio de los paquetes turísticos ha caído el 9,7%, y el de los hoteles, el 7,1%. En términos interanuales, los hoteles se han abaratado el 20%, y los vuelos internacionales, el 14,3%.

En términos subyacentes, es decir excluyendo los elementos más volátiles de la cesta de la compra como alimentación y combustibles, el IPC interanual está en el 0,3%. Los combustibles son más baratos que hace 12 meses, un 33% en el caso de las gasolinas y el 11,8% el gas natural. Pero la caída no se ha agudizado respecto al año pasado. Al contrario sucede con los alimentos: la fruta y las legumbres se han encarecido un 10% y un 8% en 12 meses, pero el alza es previa a octubre.

 

Normas
Entra en El País para participar