Cellnex acumula una inversión de 25.000 millones en su imperio europeo

Su posición industrial supera las 103.000 torres de telefonía móvil

Ha ampliado capital y emitido deuda con fuerte apoyo financiero

Cellnex acumula una inversión de 25.000 millones en su imperio europeo
REUTERS

Cellnex comunicó el pasado jueves su acuerdo para comprar los emplazamientos de telefonía móvil de Hutchison en seis países europeos, en una operación valorada en 10.000 millones de euros. Es la mayor de su historia. Sin embargo, hasta llegar aquí, ha realizado una larga lista de compras. Desde 2015, año en que Abertis Telecom se reconvirtió en Cellnex para su debut en Bolsa, la compañía ha ejecutado o comprometido inversiones por un valor cercano a 25.000 millones.

En 2020, además de Hutchison, Cellnex ha anunciado o cerrado transacciones de calado: las torres de Arqiva en Reino Unido, por 2.100 millones de euros; las compañías portuguesas Omtel y Noos Towering, por 1.500 millones entre la adquisición y la inversión en nuevos emplazamientos; el acuerdo con Iliad para la compra de las torres de Play en Polonia por 2.100 millones (800 millones de pago inicial y 1.300 millones en despliegues); alianza con Bouygues para construir una red de fibra, por 1.000 millones, y adquisición de los emplazamientos en los centros de El Corte Inglés.

En 2019, la actividad también fue frenética. Firmó acuerdos con Iliad en Francia e Italia, y con Salt en Suiza para adquirir 10.700 emplazamientos y construir otros 4.000, con una inversión de 4.000 millones de euros; se alió con BT en Reino Unido, con la compra de 220 torres; adquirió la irlandesa Cignal por 210 millones, además de 1.500 torres a Orange España, por 260 millones.

Con anterioridad, acordó la compra y despliegue de emplazamientos con Bouygues en Francia, por 854 millones, con la que ya tenía acuerdos; compró 550 emplazamientos a MásMóvil; y se hizo con Shere Group, que abrió a Cellnex los mercados de Reino Unido y Holanda, por 400 millones. La primera gran operación, previa a la OPV, fue la adquisición de las torres de la italiana Wind, por 700 millones.

En términos generales, Cellnex se ha aprovechado de las estrategias de las telecos de vender sus torres, para captar recursos con los que reducir deuda y elevar la inversión.

Además, ha hecho operaciones menores para reforzar sus apuestas tecnológicas: la holandesa Alticom, especializada en centros de datos; la italiana CommsCon, para reforzarse en los DAS (sistemas de antena para cobertura móvil); Xarxa Oberta de Catalunya, especializada en despliegues de fibra; Metrocall, para reforzarse en las redes en el transporte; así como la startup Nearby Sensor, especializada en el internet de las cosas.

Esta trayectoria ha llevado a Cellnex a estar en 12 países europeos, con una posición industrial de 103.000 emplazamientos, cifra solo superada por American Tower entre los gestores independientes, y una cartera de contratos de 86.000 millones de euros.

En este avance, el grupo ha contado con el respaldo del mercado. Para empezar, porque la acción ha pasado de 14 euros en el debut en Bolsa en 2015 a 54 euros en la actualidad, que otorgan al grupo una capitalización superior a 26.000 millones de euros, solo superada en el Ibex 35 por Inditex, Iberdrola y Santander.

Mercado

Cellnex ha ampliado capital en tres ocasiones entre 2019 y 2020, una de 4.000 millones de euros, otra de 2.500 millones y una tercera de 1.200 millones. Además, ha acudido al mercado de deuda en distintas ocasiones. En los últimos días, emitió bonos por 1.000 millones y colocó convertibles por 1.500 millones.

El escenario actual de tipos de interés bajos ha ayudado a Cellnex en sus objetivos. Al cierre del tercer trimestre, el coste medio de la deuda dispuesta de la empresa era del 1,7%, por un 1,5% de la deuda no dispuesta. Con una deuda neta de 2.400 millones a final de septiembre, el vencimiento medio de sus emisiones es de 5,5 años.

Opciones de crecimiento futuro

Suecia. En la presentación del acuerdo con Hutchison, Tobías Martínez, CEO de Cellnex, dejó claro que el crecimiento no se para con esta operación, indicando que en Europa hay y habrá nuevas oportunidades. En este escenario, en el mercado empiezan las apuestas. Barclays apuntó que en los países en los que ahora entra Cellnex, como Dinamarca y Suecia, podrían desbloquearse nuevas transacciones. El banco cree que la empresa española podría buscar al menos dos acuerdos en este mercado para ganar dos “clientes ancla”.

Previsión. Barclays elevó el precio objetivo de la acción de Cellnex de 55 a 70 euros, con un mejor escenario de 80 euros, gracias al 5G, las smart cities y el edge computing. Estos analistas creen que la empresa superará los 1.000 millones en flujo de caja libre recurrente antes de lo previsto.

Normas
Entra en El País para participar