La sanidad privada acusa a Telefónica de competencia desleal y dumping por Movistar Salud

La operadora remarca que son meros comercializadores y que el prestador del servicio es la estadounidense Teladoc Health

Imagen promocional de la campaña de lanzamiento de Movistar Salud
Imagen promocional de la campaña de lanzamiento de Movistar Salud

La sanidad privada se ha rebelado contra la entrada de un gran operador tecnológico como Telefónica en la prestación de servicios sanitarios. El pasado 21 de octubre lanzó Movistar Salud, un nuevo servicio de telemedicina gracias a su alianza con la estadounidense Teladoc Health, en el que prometía atención médica online permanente por menos de 11 euros al mes. Las ofertas que acompañaban al lanzamiento de esta propuesta, disponibles tanto para clientes como no clientes de Teléfonica, ofrecían el servicio individual por 3,5 euros al mes y el familiar (dos adultos más menores dependientes) por 5,5 euros al mes.

Unos precios que han soliviantado a los 1.300 hospitales y clínicas privadas representados dentro de la Alianza de la Sandiad Privada Española (ASPE), que acusan a Telefónica de competencia desleal por proveer un servicio sanitario que nada tiene que ver con su actividad e intermediando "en condiciones entre 5 y 10 veces por debajo de la cuota mensual del promedio del sector de seguros de salud". La patronal considera que la oferta se basa "en prácticas perfectamente calificables como dumping, teniendo en cuenta que la cuota mensual del servicio que comercializan se sitúa en 3,5 euros, muy por debajo de su precio normal o incluso de su coste de realización, con el fin último de captar masivamente usuarios al mismo tiempo de apoderarse de una parte sustancial del mercado".

Desde la operadora rechazan todas las acusaciones y se limitan a decir que son meros comercializadores del servicio médico y que los precios, las condiciones y los profesionales médicos los pone Teladoc. De hecho recalcan que el producto que se está ofertando a través de los canales de comercialización de Telefónica no es nuevo y que ya existe en el mercado.

Por su parte, ASPE destaca que siempre han defendido la libertad de decisión de los ciudadanos y la libre competencia entre empresas, pero destacan la especial protección que merece la atención sanitaria como derecho esencial, "recogido en el artículo 43 de la Constitución y en el artículo 35 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea". De este modo consideran que la irrupción de proveedores tecnológicos en negocios tradicionales, como ha sucedido con las fintech en la banca, no devalua la prestación de un servicio como sí sucede en el caso de uno esencial como el sanitario. Además asumen que el uso de las tecnologias es beneficioso y complementario para la atención sanitaria presencial, "pero que en ningún puede sustituir a la relación presencial que garantiza la calidad asistencial de la profesión médica". La patronal denuncia que varios de sus socios ya han recibido una propuesta por parte de Teladoc Health para derivar pacientes que no se pudieran atender de forma virtual ante la falta de recursos. "Estas maniobras hablan con nitidez de la deficiente propuesta comercial lanzada por el operador".

¿Quién es Teladoc Health?

Teladoc Health es una multinacional estadounidense que presta servicios de consulta médica virtual, con un cuadro cercano a los 50.000 médicos en todo el mundo. Cotiza en el Nasdaq, donde cuenta con una valoración cercana a los 13.000 millones de euros.

Teladoc Health entró en España en 2018 con la compra de Advance Medical, una compañía de telemedicina fundada por Marc Subirats y Carlos Nueno. Este último fue nombrado este año presidente de la sociedad que gestiona el negocio en el exterior de la multinacional, que representa un 25% de su facturación. “Dos años después de la compra el grupo ha reconocido la labor que hacíamos, y de hecho hemos mantenido el mismo equipo gestor, ampliándolo”, explica Nueno.

Normas
Entra en El País para participar