Propiedad intelectual

Los editores demandan a Google en España por el impago de derechos de autor

Cedro reclama el abono, al menos, de 1,1 millones de euros en derechos de propiedad intelectual por Google Discover. La reclamación final podría superar los 14 millones.

Sede de Google en Dublín, Irlanda.
Sede de Google en Dublín, Irlanda.

El Centro Español de Derechos Reprográficos (Cedro), que defiende los intereses de autores y editores de libros, periódicos y revistas, ha presentado una demanda contra Google por el impago de, al menos, 1,1 millones de euros en concepto de derechos de autor. Según explica esta organización, que cuenta actualmente con más de 28.000 miembros entre escritores, traductores, periodistas y editoriales en España, dicha cantidad ha sido devengada por la agregación de contenidos que lleva a cabo la empresa tecnológica a través de su servicio Google Discover.

La demanda ha sido presentada ante los juzgados mercantiles de Madrid y reclama el abono de los derechos de propiedad intelectual derivados de la agregación, por parte de Google Discover, de fragmentos de noticias de diferentes ediciones digitales de periódicos y de otras publicaciones, explica Cedro en un comunicado. La institución advierte igualmente que estos derechos están siendo pagados por servicios de agregación competidores como Upday o los desarrollados por empresas como Squid y Huawei.

Según Cedro, el importe requerido en este procedimiento judicial "es una estimación de la deuda de Google, puesto que para conocer la cantidad real adeudada por este agregador es necesario que esta empresa facilite los datos efectivos de uso de contenidos, lo que podría llevar a la organización a reclamar más de 14 millones de euros".

Cedro aseguria también que, antes de acudir a los juzgados en nombre de los afectados, ya había reclamado en reiteradas ocasiones a Google el pago de derechos de autor por la agregación de contenidos que efectúa Google Discover desde el lanzamiento de este servicio a finales de 2016.

"El artículo 32.2 de la Ley de Propiedad Intelectual regula un límite a los derechos de autor en favor de las empresas que efectúan agregación de contenidos", continúa la nota, que añade que esta disposición establece que estas compañías no necesitan autorización de los titulares de derechos para desarrollar esta actividad, en el caso de que cumplan los requisitos establecidos en este artículo. "Sin embargo, deben abonarles una compensación que se hará efectiva a través de la entidad de gestión correspondiente, en este caso, Cedro", resaltan.

Para Cedro, la seguridad jurídica que brinda esta regulación a las empresas que desarrollan su negocio a través de la agregación de contenidos "proporciona, a su vez, transparencia y equilibrio en el sistema y una compensación justa para los titulares de derechos". La demanda presentada por Cedro en España sigue los pasos de las actuaciones puestas en marcha por los titulares de derechos en otros países como Francia, Austria y EE UU.

Desde Google aseguran a CincoDías que no pueden comentar sobre esta demanda “ya que no nos ha sido notificada y no tenemos más información ni los detalles sobre la misma”. La compañía sí apunta, sin embargo, que como ha dicho otras veces a Cedro, “Discover no es un agregador de contenido sino un servicio de búsqueda para cualquier tipo de contenido por lo cual el artículo 32.2 de la Ley de Propiedad Intelectual no resulta aplicable”.

El gigante tecnológico también recuerda su compromiso a ayudar a los editores a crear contenido de periodismo de calidad mientras se adaptan a la era digital, a través de sus productos como el buscador de Google, sus herramientas de publicidad y suscripción “que ayudan a los editores a generar nuevos ingresos”, y a través de su financiación de programas y capacitación del Google News Initiative. Esto incluye 12,1 millones de euros para apoyar proyectos innovadores de medios españoles, proporcionados por Digital News Initiative.

Normas
Entra en El País para participar