Banco de España

La banca concede 1,37 millones de moratorias por 53.000 millones

Las entidades mantienen congelados al cierre de octubre el cobro en 228.742 hipotecas

Sede del Banco de España.
Sede del Banco de España. Efe

Las entidades financieras españolas han concedido 1,37 millones de moratorias hipotecarias y no hipotecarias a los afectados por la crisis del coronavirus de los casi 1,51 millones de peticiones recibidas, con un saldo vivo pendiente de amortización de 52.959 millones de euros, según los datos publicados este viernes por el Banco de España.

Son más de 870 millones de euros de incremento frente a los 52.087 millones a las que ascendían las más de 1,35 millones de moratorias otorgadas hasta el pasado mes y cuyo incremento se explica exclusivamente en las moratorias voluntarias que aplica la banca al haberse cerrado la ventana de las legales a finales de septiembre.

Las cifras totales corresponden, de hecho, a las operaciones gestionadas tanto en las moratorias legales u obligadas por los reales decretos aprobados por el Gobierno como aquellas otras que la banca ha decidido poner en marcha de manera voluntaria hasta finales de junio y que ha publicado este viernes el Banco de España.

Conforme a los datos facilitados hoy por el Banco de España, la banca mantiene congelados al cierre de octubre el cobro en 228.742 hipotecas por aplicación de la moratoria legal y con un capital pendiente total de amortización de 20.501 millones de euros, tras recibir 271.203 peticiones para acogerse a esta media de alivio financiero.

En préstamos distintos a las hipotecas, las entidades mantienen otras 373.964 moratorias legales tras recibir 421.219 solicitudes, aplazando así el pago en las cuotas de amortización en operaciones con una deuda pendiente de 2.761 millones.

Ambos datos corresponden a las moratorias impuestas por el Gobierno a clientes vulnerables y con ingresos seriamente afectados por la crisis del Covid-19, tras quedar en paro, verse afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo o haber cesado su actividad, en el caso e los autónomos.

A estas cifras hay que sumar otras 768.017 operaciones aprobadas con una deuda pendiente total de 29.697 millones de euros en las moratorias voluntarias, donde han recibido solicitudes para 817.716 operaciones.

Estos últimos son aplazamientos decididos de forma voluntaria por los bancos y que son más generosas en impacto y en potenciales beneficiarios que las moratorias legales. No en vano, permiten aplazar el pago del capital por hasta 12 meses en hipotecas y hasta seis meses en crédito al consumo, y también van dirigidas a clientes afectados por la crisis pero que no reúnan las condiciones fijadas por la ley para beneficiarse de esta facilidad.

Para los tres tipos de moratoria, la gran mayoría de deudores beneficiarios y avalistas son asalariados, con porcentajes que superan el 70%.

Entre los trabajadores autónomos, aquellos que más se están beneficiando de este alivio trabajan en el comercio, hostelería y otros servicios, seguidos a cierta distancia de actividades profesionales, científicas y técnicas, transporte y construcción.

Conjuntamente, estos sectores de actividad representan casi el 80% del total de moratorias para autónomos a las que se ha dado curso hasta la fecha, según detalla el Banco de España.

Normas
Entra en El País para participar