Canarias

Los alquileres en las islas, inmunes al coronavirus

Las islas registran el mayor aumento de precios en octubre de todo el país, y la entrada de viviendas vacacionales en la oferta de larga duración no ha generado cambios sustanciales

Promociones de apartamentos en Lanzarote
Promociones de apartamentos en Lanzarote
Santa Cruz de Tenerife

El sector turístico, el industrial, el comercio… La crisis de la covid-19 ha golpeado a prácticamente todos los sectores económicos. Pero no parece poder, al menos por el momento, con los alquileres en las islas. Tras ocho meses de pandemia, los precios registran en el archipiélago un incremento del 1,4% en octubre respecto al mes anterior, el mayor aumento de todo el país. Y la entrada de viviendas vacacionales en la oferta de larga duración no ha generado aún cambios sustanciales en el mercado.

Según los datos del portal inmobiliario Idealista, el precio medio del metro cuadrado en las islas se situó el mes pasado, respecto al anterior, en los 10 euros, aunque el comportamiento es desigual en las dos provincias canarias: en la de Las Palmas, el importe se sitúa en los 10,6 euros (con una subida del 1,9%), frente a los 9,2 euros de Santa Cruz de Tenerife (un aumento del 0,5%). Una mirada a la evolución en la última década pone de manifiesto la subida en casi tres euros del precio medio del metro cuadrado de alquiler en el archipiélago, desde los 7,3 euros de octubre de 2010 hasta esos 10,2 del mes pasado.

Fuentes del portal inmobiliario especifican que el mercado del alquiler en Canarias “sufrió fuertes incrementos de precio durante los últimos años debido a la escasez de oferta de viviendas en alquiler en las islas provocó la evolución de los precios fuera pareja a la de los grandes mercados, como Madrid o Barcelona, aún sin contar con una demanda y un dinamismo del mercado tan fuerte como ellas”. El incremento en Madrid capital, que pasó de los de 12,7 a 15,7 euros, o de Barcelona, de 13,2 a 15,7 euros, fue similar al registrado en Canarias en los últimos 10 años, de acuerdo a los datos de Idealista. “Estas diferencias se han hecho más notables durante el confinamiento, ya que el incremento del producto en Canarias ha sido muy inferior a la los grandes mercados y, en consecuencia, los precios no están cayendo con la misma fuerza”, señalan las mismas fuentes.

Isidro Martín, delegado en Canarias de la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios (APEI), constata, sin embargo, que algo está cambiando en el mercado de alquiler de las islas. “Empieza a haber más viviendas en el mercado, y aunque la curva de inflexión aún no la vemos, estamos llegando hacia ella; se ha notado una cierta relajación en los precios”. Este experto explica que se están dando dos situaciones. Por un lado, que ya hay propietarios que se avienen a bajar algo los precios. “Los propietarios que tenían viviendas de algo más de 1.200 euros que antes se las quitaban de las manos, bajan precios cuando se encuentran con un perfil de cliente interesante”.

La situación, afirma, cambia en los casos de las viviendas por debajo de ese precio. “Cuando se está ante viviendas de menos de 700 euros, debido a la demanda, y donde además se está produciendo un trasvase de inquilinos que abandonan viviendas con alquileres de 1.000 euros y se van a ese escalón de viviendas más económicas ante la situación que se avecina, muchos propietarios lo aprovechan para aumentar el precio”.

Martín apunta, asimismo, a otras tendencias y cambios que se están empezando a percibir. Como que cada vez hay más clientes con interés en viviendas situadas en las afueras de las ciudades, por lo que se produce “un trasvase de lo urbano a lo rural”. O el “endurecimiento” de las condiciones que los bancos exigen a los clientes para concederles una hipoteca para la compra de una vivienda, lo que está aumentando la demanda de alquileres.

Viviendas vacacionales

El de las viviendas vacacionales es otro fenómeno que está influyendo en el mercado del alquiler en las islas. Ante la caída del turismo por el coronavirus, se están traspasando estos inmuebles  al mercado de larga duración, algo que amplía la oferta disponible. Doris Borrego, presidenta de la Asociación Canaria de Alquiler Vacacional (ASCAV), admite que aproximadamente ha ocurrido al 20% de las 32.000 viviendas vacacionales de las islas, en especial desde principios de verano. “Hay muchas familias que están pagando hipotecas por sus viviendas. Como las ayudas a las personas privadas por los efectos de la pandemia no existen, a medida que han avanzado los meses han tenido que buscar otras opciones para poder mantenerlas”, indica.

Borrego aprovecha para tratar de desterrar la idea de que ha sido la proliferación de viviendas vacacionales la causa del aumento de los precios del alquiler y de la falta de viviendas para el arrendamiento de larga temporada: “Con la salida del 20% de ellas al alquiler de larga duración hemos visto que el precio no ha bajado. Las viviendas vacacionales representan no más del 3% del parque total de viviendas de Canarias, con lo que su influencia en la cantidad o en el precio es nulo”.

Cifras de un mercado clave

Tercer trimestre. La evolución de los precios del alquiler en las islas en el tercer trimestre del año, de acuerdo a los datos del portal inmobiliario Fotocasa, revelaron un incremento del 0,4%. Las islas fueron de las pocas comunidades que incrementaron sus precios en ese periodo, lo que contrasta con los descensos registrados en otras como Baleares o Madrid, con bajadas del 4,2% y del 3,8%, respectivamente.

Capitales canarias. Si nos centramos en las dos capitales canarias, y según los datos de Idealista, Las Palmas de Gran Canaria experimentó en octubre un aumento del precio del alquiler en octubre del 2,2%, con lo que el metro cuadrado se situó en los 10,2 euros. En Santa Cruz de Tenerife, el comportamiento fue muy diferente: un descenso del 1,5%, lo que hizo que el precio medio del metro cuadrado se fijara en los 8,7 euros.

Variación interanual. Aunque el comportamiento en octubre de los precios de los alquileres revelan una mayor subida en la capital grancanaria que en la tinerfeña, la variación interanual refleja un comportamiento contrario. Los precios de los alquileres han subido un 0,7% en Santa Cruz en el último año, frente al descenso del 2,4% en Las Palmas, de acuerdo con los datos de Idealista.

Normas
Entra en El País para participar