PMI

El sector servicios ahonda su caída en octubre por los rebrotes y asoma a España a la recaída

El índice de actividad cayó a 41,4 desde el 42,4 de septiembre, aunque es mejor que la lectura de 40 esperada

Vista del centro comercial Río Shopping en Valladolid.
Vista del centro comercial Río Shopping en Valladolid. EFE

La actividad del sector servicios español profundizó su deterioro en octubre como consecuencia de las restricciones a los negocios y a los viajes para frenar el aumento de los contagios de coronavirus, que han pesado especialmente sobre el turismo y otros servicios, según reflejan los datos PMI. El indicador de las empresas de servicios, elaborado por Markit, que representa alrededor de la mitad de la producción económica del país, cayó a 41,4 en octubre desde el 42,4 de septiembre, registrando así su peor lectura desde el pasado mes de mayo. Aunque es mejor del 40 previsto, se mantiene por debajo del umbral del 50 que separa el crecimiento de la contracción. El dato que alimenta el temor a una recaída en contracción de la economía de España, tras el rebote del 16,7% del PIB en el tercer trimestre.

Por su parte, el índice compuesto de gestores de compras (PMI) bajó hasta los 44,1 puntos desde los 44,3 de septiembre, su peor lectura en cinco meses. Por el contrario, el PMI manufacturero de España subió en octubre hasta máximos de 3 meses, con 52,5 puntos, frente a los 50,8 de septiembre.

"Los últimos datos del índice PMI continúan reforzando la posibilidad de la temida 'doble caída', ya que la actividad en la economía del sector servicios claramente está teniendo dificultades frente al aumento de las infecciones por la Covid-19, a las restricciones más estrictas de la actividad y a la preocupación en general entre los consumidores con respecto a la circulación del virus", indicó Paul Smith, economista de IHS Markit.

Esta mayor vulnerabilidad del sector servicios con respecto al impacto económico adverso de la pandemia se reflejó en los últimos datos de los nuevos pedidos recibidos, con una considerable caída mensual de los nuevos pedidos recibidos en el sector servicios, la cuarta consecutiva, en contraste con un retorno a un crecimiento modesto de los nuevos pedidos recibidos por el sector manufacturero.

Dado que los pedidos pendientes de realización en la economía del sector privado se mantuvieron por debajo de los niveles anteriores a la crisis desatada por la Covid-19, se registraron nuevamente pérdidas de empleo, que se centraron principalmente en el sector servicios.

"Aunque las empresas están seguras de que una vez que se haya controlado la pandemia, la actividad aumentará fuertemente, las perspectivas a corto plazo siguen siendo muy inciertas. En consecuencia, están tratando de mantener un estricto control de los costes, especialmente dadas las persistentes presiones de los márgenes de beneficios y la existencia de exceso de capacidad en sus unidades", añadió Smith.

El indicador superó la línea de 50 en junio y julio, cuando España salió de un estricto encierro de tres meses. Pero los nuevos brotes del Covid-19 y las restricciones de movimientos y viajes impuestas por varios países europeos han devastado la temporada de turismo de verano. Así, las empresas informaron de que la actividad se contrajo durante octubre, comunicó IHS Markit.

Después de que la incidencia del virus en la población aumentara en octubre con un incremento de las hospitalizaciones y los fallecimientos, el gobierno decretó la semana pasada un nuevo estado de alarma y las comunidades autónomas han impuesto nuevas restricciones en un intento de frenar los contagios.

Zona euro

Por su parte, la actividad del sector privado de la zona euro se estancó durante el pasado mes de octubre ante la segunda oleada de infecciones de coronavirus y la implementación de nuevas restricciones, según refleja el índice compuesto de gestores de compras (PMI), que bajó hasta los 50 puntos desde los 50,4 de septiembre, lo que alimenta el riesgo de una recaída en recesión del bloque, después del rebote del 12,7% del PIB entre julio y septiembre.

En concreto, la actividad del sector servicios se deterioró en octubre hasta los 46,9 puntos, frente a los 48 del correspondiente índice PMI en septiembre, mientras que el dato manufacturero mejoró hasta los 54,8 puntos desde los 53,7 del mes anterior.

Asimismo, la lectura del índice compuesto de actividad refleja profundas diferencias entre los países del euro, con Alemania acelerando a máximos de 3 meses, con una lectura del PMI de 55 puntos en octubre, mientras que en Francia y España se registraron mínimos de los últimos cinco meses, con lecturas de 47,5 y 44,1 puntos, respectivamente.

Normas
Entra en El País para participar