Obituario

Fallece Sean Connery, el icónico James Bond

El ganador de un Oscar por Los Intocables de Eliot Ness fallece a los 90 años de edad

Fallece Sean Connery, el icónico James Bond

Sean Connery (Edimburgo, Escocia, 1930) ha fallecido este sábado a los 90 años de edad, según avanzó este sábado la BBC. Interpretó al más icónico James Bond y le dio la fama que ha trascendido a generaciones en esta saga que llega a la actualidad sobre el ficticio agente 007 del servicio secreto británico. Interpretó el papel en siete películas entre 1962 y 1983.

Desarrolló su carrera durante seis décadas y sus numerosos premios incluyeron un Oscar, dos premios Bafta y tres Globos de Oro. Destacan otras películas como La caza del Octubre Rojo, Indiana Jones y La Roca, recuerda la BBC. Su Oscar llegó en 1988, cuando fue nombrado mejor actor de reparto por su papel de policía irlandés en Los intocables de Eliot Ness. Fue nombrado caballero por la Reina en el Palacio de Holywood en 2000. En agosto celebró su 90 cumpleaños.

Connery, retirado desde hace años de la gran pantalla, deja tras de sí un legado ilustre de películas como Robin y Marian (Richard Lester, 1976), o sus grandes colaboraciones con el director Sidney Lumet, como La Ofensa (1973).

Thomas Sean Connery nació en el área de Fountainbridge de Edimburgo el 25 de agosto de 1930, hijo de un trabajador de una fábrica católico y un limpiador doméstico protestante. La familia de su padre había emigrado de Irlanda en el siglo XIX.

Tras estrenar "La liga de los hombres extraordinarios" en 2003, el actor abandonó la gran pantalla y desde entonces residía en las Bahamas.

Una de sus últimas apariciones fue en una fotografía que su nuera, la cantante irlandesa Fiona Ufton, pareja actual de Jason Connery, publicó hace un año en Instagram para felicitarle por su 89 cumpleaños.

El mejor Bond

En ella, el que para muchos fue el mejor "Bond, James Bond" de la saga aparecía con un gesto bromista y más delgado que en etapas anteriores.

Con más de sesenta títulos a sus espaldas, el escocés protagonizó seis sobre el agente secreto más famoso del cine: Agente 007 contra el Dr. No (1962), Desde Rusia con amor (1963), James Bond contra Goldfinger (1964), Operación Trueno (1965), 007: Solo se vive dos veces (1967) y Diamantes para la eternidad (1971).

En este último filme, Connery volvió a ponerse en la piel del agente 007 tras una película en que George Lazenby le tomó el relevo, y con ella batió un récord Guinness: ser el actor mejor pagado por un solo filme.

El escocés se embolsó lo que serían ahora unos 40 millones de dólares o unos 35,2 millones de euros, una suma que donó enteramente a su fundación, Scottish International Educational Trust, que apoya la educación de niños con pocos recursos.

Pasaría más de una década, hasta que en 1983 aceptara de nuevo interpretar al agente del MI6, creado por el escritor Ian Fleming, en Nunca digas nunca jamás.

Normas
Entra en El País para participar