Luis Miguel Gilpérez: “Las 'startups' de hoy serán el próximo Ibex 35”

Defiende un nuevo modelo de reindustrialización para España

Propone crear cien polos industriales en el entorno rural

El expresidente de Telefónica España Luis Miguel Gilpérez
El expresidente de Telefónica España Luis Miguel Gilpérez

Ingeniero industrial, Luis Miguel Gilpérez (Madrid, 1959) se incorporó a Telefónica en 1981, donde desarrolló la mayor parte de su carrera profesional, llegando a ser presidente de la tecnológica en España. Acaba de publicar España 5.0 (Editorial Versus), un libro presentado esta semana en la sede de Deusto Business School en Madrid, en el que propone un plan de reconstrucción pos-Covid-19. 

¿Con qué objetivo se plantea este libro?

Estamos en una situación complicada. Somos la peor economía avanzada, con un PIB que retrocede un 12,8%, con una tasa de fallecimientos por coronavirus superior a cualquier otro país, con una destrucción de un millón de puestos de trabajo, con una tasa de paro de más del 16%, con 2,1 millones de personas con riesgo de pobreza y con 1,3 billones de euros de deuda pública. Con todos estos datos, hay que hacer algo, y creo que los países más industrializados superan mejor este tipo de situaciones. Necesitamos un plan de reindustrialización en España.

El fondo de reconstrucción de la UE habla de dos líneas prioritarias, como son la transformación digital y la economía verde, ¿tiene cabida en este escenario un plan de reindustrialización?

La necesidad se pone de manifiesto con el Covid-19. En España ha habido diferentes ciclos. En la dictadura, teníamos una economía pequeña, estábamos solos porque no teníamos relaciones con el exterior, pero todo esto cambió con la democracia, una época en la que se trabajó mucho el bienestar social, el modelo de servicios, pero poco la industrialización y la tecnología. Por tanto, es el momento de hacer algo. Y este libro lo plantea desde la humildad.

Su plan contiene cinco ejes prioritarios.

En primer lugar, necesitamos acelerar la digitalización, en procesos productivos, administrativos y de relación con las personas, en omnicanalidad y explotación de datos con inteligencia artificial. Parece que somos digitales porque tenemos buenas infraestructuras, pero el 42% de la población no está digitalizada, solo el 9% de las ventas de las pymes se hacen por el canal online, solo hay un 50% de viabilidad del trabajo real, en las pymes ese porcentaje es del 14%. Además, hay 800.000 hogares con hijos sin dispositivos electrónicos.

Pero con la pandemia se ha acelerado el desarrollo de la economía digital.

Se ha disparado el teletrabajo, sobre todo en las grandes empresas. El 80% usa soluciones de teletrabajo. Tenemos un reto como sociedad: trabajar en soluciones digitales. La Administración pública debe ser más digital, la salud debe avanzar en este sentido y la educación también. El sistema educativo tiene que tener infraestructuras digitales, tanto en metodología como en procesos, y los docentes deben tener capacitación para ello. Además, los hogares tienen que convertirse en digitales bimodales, ya que se han transformado en centros de trabajo y también de ocio. Cualquier plan ha de marcarse estos objetivos.

Usted dibuja un escenario a cinco años.

En 2025, el 75% de los servicios de la Administración pública deberían ser digitales, el 35% de las ventas de las pymes deberían ser online, el 50% de las empresas deberían utilizar inteligencia artificial y big data. Además, el 100% de la población debería tener capacitación digital.

Otro de los ejes que destaca es el de la España continua, ¿qué significa?

Necesitamos crear polos de riqueza por todo el país, ya que solo el 10% de los municipios tiene un 80% de población. Tenemos 3,3 millones de empresas, pero solamente el 3% son industriales. Por tanto, debe haber un desarrollo más sostenible de la economía y de la industria. Solo el 16% del PIB procede de la industria. Se tienen que incrementar las capacidades digitales en el entorno rural.

En el libro también habla de tecnología, sostenibilidad y de la España emprendedora.

Hay que competir con herramientas y gestión del siglo XXI creando centros de competencia, ser capaces de generar y exportar tecnología. Debemos ser más industriales y tecnológicos. Es la hora y el momento de la recuperación porque además tenemos ayuda de Europa. Se trata de reindustrializar, no de reinventar. En cuanto a la sostenibilidad, se debe avanzar hacia la energía renovable poniendo el foco en el sol. Hay que crear un hub europeo del vehículo eléctrico. Por otro lado, debemos internacionalizar nuestra economía como pilar para atenuar el impacto de la crisis, y apostar por los emprendedores. Los hay buenos, pero necesitamos más. Las startups de hoy serán el Ibex 35 de la siguiente década.

¿España es un país competitivo?

Hay que buscar una comunidad con salario menor y se puede encontrar en el entorno rural, a la vez que potenciar las ciudades con recorrido en eficiencia. Se pueden crear cien polos industriales en cien ciudades de entre 50.000 y 80.000 habitantes. Las soluciones industriales crean polos de riqueza.

 

 

Normas
Entra en El País para participar