Airbus pierde 2.686 millones hasta septiembre tras abonar 1.200 millones para su reestructuración

El fabricante de aviones registra un aumento del 136% en el número de pedido de aviones comerciales

Fachada de la fábrica de Airbus en Touluse (Francia), en julio.
Fachada de la fábrica de Airbus en Touluse (Francia), en julio. REUTERS

Airbus sigue sin recuperarse del golpe de la crisis sanitaria sobre el sector aéreo. A dos meses de concluir el año, el fabricante de aviones ha reportado este jueves pérdidas que alcanzan los 2.686 millones, frente al beneficio neto de 2.186 millones registrado entre enero y septiembre de 2019. De los ajustes por 2.060 millones de euros para paliar la crisis, el grupo aeronáutico destinó 1.200 millones para la reestructuración de 15.000 puestos de trabajo a nivel mundial.

El consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury, ha señalado que esta provisión contabilizada en concepto de reestructuración refleja un avance positivo en las conversaciones con los interlocutores sociales. Se refiere al malestar disparado tras anunciar en julio el posible recorte de puestos de trabajo antes del verano de 2021, unos 900 solo en España, por el parón del negocio aéreo. El plan, que incluía salidas voluntarias, jubilaciones anticipadas y planes de desempleo parcial a largo plazo, se encontró con la oposición de sindicatos y agentes sociales.

Con los ajustes, el mayor grupo aeronáutico de Europa reportó un resultado neto de explotación (Ebit) negativo con 2.185 millones de euros, respecto al beneficio percibido en 2019. En los primeros nueve meses de este año, la cifra de negocio del fabricante de aviones se situó en 30.161 millones de euros, un 35% menos en comparación con los ingresos de 46.168 millones de euros de un año antes.

Además del impacto de la crisis de la Covid-19, el resultado financiero refleja un cargo de 291 millones de euros netos relacionados con los instrumentos financieros de Dassault Aviation, y de 236 millones ante la modificación de los contratos de Francia y España para ajustarse a los tipos de interés y referencias de evaluación de riesgos que la Organización Mundial del Comercio considera adecuados.

"A pesar de que la recuperación de los viajes en avión va a ser más lenta de lo previsto, en el tercer trimestre hemos hecho converger la producción y las entregas de aviones comerciales, y hemos detenido el consumo de efectivo acorde con nuestro objetivo", ha explicado Faury. De acuerdo con el fabricante, el tráfico aéreo no se recuperará a los niveles anteriores al COVID-19 antes de 2023 y potencialmente hasta 2025.

Los pedidos de aviones comerciales se disparan un 136%, pero caen el número de entregas

Actualmente, la cartera de pedidos de Airbus incluye 7.441 aviones comerciales, de los cuales 300 fueron solicitados durante los primeros nueve meses del año, un 136% con respecto a los 127 del año pasado.

En la misma línea, los pedidos recibidos en Airbus Defence and Space se incrementaron hasta los 8.214 millones de euros entre enero y septiembre, lo que supone un incremento del 35% respecto al año pasado. Solo Airbus Helicopters registró una caída del 17% en el número de unidades de pedidos, hasta los 143.

Sin embargo, las entregas de aviones sí registraron un descenso hasta septiembre, con respecto al año anterior, por las restricciones de la Covid-19. Así, durante los nueve primeros meses del año se entregaron un total de 341 aviones comerciales, frente a los 571 registrados durante el mismo periodo de un año anterior. Durante el tercer trimestre de 2020 se entregaron un total de 145 aviones comerciales, 57 de ellos en septiembre.

Normas
Entra en El País para participar