Energía

Repsol pierde 2.578 millones de euros hasta septiembre

La petrolera presenta números rojos en el trimestre y eleva los objetivos de reducción de costes

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol.
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol.

Repsol acumula unas pérdidas de 2.578 millones de euros en los primeros nueve meses del año, provocadas sobre todo por los saneamientos practicados entre marzo y junio. En el tercer trimestre la petrolera ha perdido 94 millones de euros, frente a los 333 que ganó el ejercicio anterior, pero la cifra austada, siete millones de euros, está  por encima de las expectativas de los analistas, que esperaban según Bloomberg una pérdida de 27,9. En términos de resultado de explotación, éste ha sido de 828 millones, por debajo de las previsiones. La acción ha abierto la sesión con caída de más del 1%.

La petrolera ha seguido saneando activos, aunque no en la medida del segundo trimestre. Ha provisionado 141 millones (resultados específicos, como lo denomina), más del doble que el año pasado, por deterioros en el negocio de exploración y producción. A ello se suman indemnizaciones por ajustes laborales en el área corporativa. En términos de ingresos, Repsol ha facturado 24.500 millones hasta septiembre, un 31% menos. En el trimestre, el descenso ronda el 25%.

La empresa, asimismo, ha anunciado que acelera el plan de recorte de costes ante la pandemia del coronavirus. La empresa prevé ahora ahorrar 500 millones de euros en 2020, 150 millones más que la previsión anterior. El objetivo de 350 millones se cumplió ya en septiembre. También ha elevado a 1.200 millones la previsión de reducción de inversiones, desde un plan inicial de 1.000 millones, y espera también cerrar el año con 700 millones más de capital circulante.

A la hora de explicar la caída del resultado, la bajada de los precios de la energía (un 29% por debajo en el caso del Brent) ha restado 356 millones al resultado trimestral al área del exploración y produccción. Los menores volumenes de operaciones han lastrado las cuentas en otros 248 millones, en particular por el cierre de las operaciones en Libia y por la caída de la demanda de gas. La menor actividad implicó, también, menores costes, menores inversiones (163 frente a 390 millones) y menores amortizaciones en este área. En el trimestre la producción ha sido de 616.000 barriles equivalentes de petróleo, 94.000 menos que el año pasado.

En el área industrial, el resultado neto fue de 67 millones negativos, con impactos de 315 millones en el área de refino por la caída de los márgenes. El comercial, por su parte, logró cerrar con un resultado neto ajustado superior al del año pasado, 169 millones. La petrolera ha podido compensar una caída del 13% de la demanda con recortes de costes y la venta de productos con mayor margen. De hecho, en venta de combustibles ha ganado ocho millones más que el año pasado. En el área financiera, la empresa ha recortado deuda por 649 millones en el trimestre, quedando en 3.338 millones de euros, y mantiene liquidez por 9.099 millones.

Normas
Entra en El País para participar