En ruta para lograr la transformación de la economía vasca

La meta es situar el paro por debajo del 10% en 2024

Fábrica de mascarillas de Bexen Medical.
Fábrica de mascarillas de Bexen Medical.

Euskadi trabaja para reinventar su economía. Una transformación basada en el conocimiento industrial atesorado durante más de un siglo y que se orienta a los ámbitos de la energía, la sostenibilidad y la biosalud, entre otros. Esta carrera no puede frenarse por la crisis mundial desatada por el coronavirus.

El Gobierno vasco apuesta por la consolidación de un ecosistema tecnológico con unas aportaciones a la investigación que crecerán más de un 6% cada año. Entre las metas hasta 2024, situar el paro por debajo del 10% y lograr que la industria y los servicios anexos supongan el 40% del PIB.

Arancha Tapia, la consejera de Industria comenta en entrevista a Cinco Días: “Necesitamos líderes mundiales en nichos de mercado” . Avanza que “el plan público Berpiztu de 13.250 millones movilizará inversiones privadas por el triple de ese presupuesto” y, añade que “La mayoría de las ayudas irán a pymes, que lo están pasando muy mal”.

En este repaso por la Economía vasca no falta ningún protagonista. El modelo de Corporación Mondragón se presenta como  un blindaje contra los despidos por la crisis. Kutxabank extiende sus alianzas por la energía y por las telecomunicaciones.

Eroski, Ingeteam, ITP Aero, Tecnalia, Innobasque, LKS, EDP, Ibermática, Turismo de San Sebastián, Puerto de Bilbao y Bahia Vizcaya nos desvelan sus principales novedades.

Normas
Entra en El País para participar