Infraestructura

ACS gana 477 millones a septiembre, un 37,9% menos por la crisis de Abertis

La aportación de la concesionaria cae en 251 millones en ebitda y en 201 millones de beneficio, mientras aguantan las áreas de Construcción y Servicios Industriales

Cartel de Abertis ante la sede del grupo en Madrid.
Cartel de Abertis ante la sede del grupo en Madrid.

La afectación de las restricciones a la movilidad en la actividad de la concesionaria de autopistas Abertis pesa en los resultados del grupo ACS al cierre del tercer trimestre. El beneficio neto marca 477 millones, lo que supone un descenso del 37,9% respecto al mismo periodo de 2019. La empresa que preside Florentino Pérez experimentaría una caída del 15,78% en el resultado neto si se excluye la aportación de la participada.

La contribución de Abertis al ebitda y beneficio neto de ACS es menor a la de septiembre de 2019 en 251 y 201 millones de euros, respectivamente. Su tráfico llegó a registrar un hundimiento del 64% en pleno confinamiento, en el mes de abril, reemontando hasta una pérdida del 10,4% en septiembre (en comparaciónm con el mismo mes de 2019).

Otro negocio en horas bajas es el de los servicios, prestados a través de la filial Clece. La actividad se vio atenazada por el cierre de centros escolares, de ocio, instalaciones no esenciales o por la drástica caída de la actividad en los aeropuertos, ante lo que la división lastra el ebitda de ACS en 33 millones y el beneficio neto en 23 millones de euros respecto al tercer trimestre del pasado ejercicio.

Ya en construcción, servicios industriales y minería, actividades que fueron consideradas esenciales, ACS señala una menor afectación, con descensos de las producción del 5% al 10% en el trimestre.

Con esta fotografía básica a la conclusión del tercer trimestre, el ebitda baja un 17,1%, hasta los 1.994 millones. Una reducción que sería del 7,4% sin considerar la crisis de Abertis. Con unas ventas globales de 27.204 millones, un 5,5% menos, el margen de ebitda se resiente un punto porcentual y se sitúa en el 7,3%.

El grupo recoge 8 millones en rojo por Abertis, pero espera una contribución positiva a finales de año

En la tarta de ingresos, un 51% depende de América del Norte, por el 20% de Europa, el 17% de Australia, un 6% que procede de Sudamérica, el 5% que aporta Asia, y el 1% recogido en áfrica. Las ventas en España representan un 13% del total.

El volumen económico de los contratos en cartera se ve afectados por la depreciación del dólar estadounidense, que ha cedido un 8%. La reserva de trabajo, por 73.494 millones de euros, es un 5,3% menor y depende en un 43% de Norteamérica, en un 25% de Australia y en un 20% de Europa.

La filial de servicios Clece ve reducido su ebitda en 33 millones, y el beneficio en 23 millones, en lo que va de año

El soporte de la construcción y servicios industriales

Por áreas, Construcción gana 244 millones, un 7,2% menos, mientras que Concesiones se apunta un beneficio de 16 millones tras el batacazo de Abertis.

ACS declara unos ingresos por Construcción de 21.258 millones (96% internacional), lo que encierra una reducción del 4,6%. Las menores ventas en Australia, en un 15% por la devaluación de su divisa y la paralización de proyectos debido a la pandemia, se compensa parcialmente con la mejora del 2% en EE UU. El ebitda por esta actividad, de 1.489 millones, deja el margen en el 7%. La cartera de obras, por su parte, es de 61.350 millones (un 96% en el exterior).

En Concesiones, las ventas de Abertis se han resentido un 26%, por un 32% de caída en el ebitda. A estas alturas de año el resultado que consolida ACS por la firma catalana es de 8 millones en rojo, a la espera de que la reactivación de los tráficos revierta ese comportamiento y produzca un cierre de año con aportación positiva. La otra pata concesionaria de ACS, Iridium, gana 24 millones a septiembre tras la venta de diversos activos en España.

El negocio de Servicios Industriales, sobre el que avanzan las negociaciones de venta de buena parte del mismo a la francesa Vinci, entrega un beneficio neto de 243 millones, prácticamente igualando el resultado de Construcción, pero con un rendimiento superior.

Las ventas de Servicios Industriales hasta la culminación de septiembre son de 4.760 millones, con una rebaja del 9,9%. Han jugado en contra el retraso y paralizaciones de proyectos ante la actual crisis. El 36% de esa facturación se recolecta en España; un 7% en el resto de Europa; el 32% tiene su origen en Sudamérica, y el 12% en Norteamérica, como principales geografías.

La división que tiene a Cobra como principal referencia ofrece un ebitda de 500 millones, un 9,6% menor, lo que arroja un margen del 10,5%, con un ligero incremento respecto al de septiembre de 2019. La cartera de proyectos industriales es de 9.582 millones, estable respecto a septiembre del año pasado y representando 19 meses de actividad.

Las ventas de Clece, por último, suman 1.143 millones (93% en España), con un descenso del 3,2%. Su beneficio bruto de explotación es de 37 millones de euros, con una caída de 33 millones ante el “sustancial incremento de costes derivados de los planes de actuación en seguridad y salud laboral relacionados con la COVID-19”, explica ACS a través de un comunicado.

La cartera de esta área de servicios aporta 2.562 millones de euros, equivalentes a 20 meses de actividad.

Más deuda por los problemas de Cimic

La deuda neta del grupo, de 3.448 millones, multiplica por 1,3 el ebitda anualizado. La carga crece en 2.212 millones tras los pagos derivados de la salida de BICC por parte de Cimic (1.080 millones), un alza de las inversiones operativas hasta los 1.311 millones, y también de las financieras.

La empresa recuerda que en plena pandemia ha destinado 626 millones de euros al pago de dividendos y 429 millones a la compra de acciones propias para el pago del dividendo flexible de 2021. La filial germana Hochtief, por su parte, ha distribuido en los últimos 12 meses 564 millones en dividendos y operaciones de autocartera.

Las inversiones netas de ACS son de 867 millones y las desinversiones alcanzan los 392 millones entre autopistas y activos de renovables.

Normas
Entra en El País para participar