Resultados

Ence acumula 42 millones de pérdidas, pero dice tener caja para afrontar retos con "tranquilidad"

La cifra neta de negocios del grupo se sitúa en los 526,9 millones de euros en el acumulado del año, lo que supone una caída del 10,3%

El presidente de la compañía, Ignacio Colmenares.
El presidente de la compañía, Ignacio Colmenares.

Ence Energía y Celulosa acumula unas pérdidas de 42 millones de euros hasta septiembre, frente a unas ganancias de 27,8 millones de euros en el mismo periodo del ejercicio anterior, como consecuencia de los precios de la celulosa, los más bajos registrados en los últimos 10 años, ha informado este martes la compañía.

La cifra neta de negocios del grupo se situó en los 526,9 millones de euros en el acumulado del año, lo que supone una caída del 10,3% en la comparativa interanual, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 49,4 millones de euros, un 61% menos.

En concreto, el Ebitda del negocio de Celulosa alcanzó los 7,1 millones de euros, lo que supone un fuerte descenso del 91,7% respecto a los tres primeros trimestres de 2019. Por su parte, el del negocio de Energía alcanzó 42,4 millones de euros, un 2% más.

El grupo papelero y de energía ha señalado que tanto las ventas como los costes de producción en las biofábricas mejoraron un 7% y un 3%, respectivamente, en los nueve primeros meses del año. No obstante, a pesar de esta mejora operativa, los resultados continúan marcados por los precios mínimos de la celulosa.

Por su parte, de cara a 2021, Ence ha asegurado un precio 770 dólares por tonelada para la venta de 193.200 toneladas de celulosa, un 13% por encima del precio actual de referencia en Europa.

"El negocio regulado de Energía Renovable de Ence aporta estabilidad a la cuenta de resultados del grupo. Precisamente porque el negocio de Celulosa es cíclico, su financiación es a largo plazo, sin ningún covenant y tenemos 360 millones de euros en caja para afrontar con tranquilidad los retos que tenemos por delante", ha afirmado el presidente de la compañía, Ignacio Colmenares.

En febrero, la compañía decidió posponer las inversiones de crecimiento del plan estratégico pendientes para el negocio de Celulosa, atendiendo a la voluntad de mantener un ratio de deuda neta sobre Ebitda en este negocio por debajo de 2,5 veces a precios medios del ciclo. Ence se ha fijado como objetivo reducir un 25% las emisiones de gases de efecto invernadero del negocio de Celulosa en cinco años (2025).

Además, Ence continúa defendiendo la prórroga de su concesión en Pontevedra, otorgada hasta 2073. Se espera una primera resolución judicial durante los próximos meses. El proceso judicial podría prolongarse en torno a cuatro años, incluyendo los recursos que se formulen ante las más altas instancias judiciales.

El grupo ha subrayado que apuesta por una recuperación verde para superar la crisis causada por el coronavirus, apoyada en el impulso a las energías renovables y en el suministro de celulosa, que la compañía produce de manera sostenible y ecoeficiente en sus biofábricas de Pontevedra y Navia, generando, en conjunto, 11.500 puestos de trabajo.

Normas
Entra en El País para participar