Autopilot en un vehículo Tesla.
Autopilot en un vehículo Tesla.

Comienza a llegar la beta del autopilot completo de Tesla a algunos usuarios

Se trata del programa que permite la conducción automática total de los coches.

Elon Musk lleva ya algún tiempo anunciando que la conducción completa de todos sus vehículos está al caer. A principio afirmó que estaría disponible para finales del año pasado aunque los retrasos y la pandemia lo han llevado hasta hoy, momento en el que parece que ya sí, los propietarios de los coches van a poder probar esta función que es una de las más esperadas de los norteamericanos.

Eso sí, no penséis que se trata de una actualización generalizada ya que se está dosificando para llegar con cuentagotas. Al fin y al cabo, se trata de una versión beta y cuando hablamos de coches, también lo hacemos de seguridad y de vidas en juego. Un error, un bug, un pequeño problema y todo se podría ir al traste.

Los usuarios presumen en redes

El caso es que han sido unos cuantos propietarios de los vehículos los que han empezado a inundar las redes sociales con evidencias que muestran cómo es el funcionamiento de esta beta del modo de conducción autónoma completa (FSD). Un programa al que pertenecen un número limitado de usuarios y que, a simple vista, parece que todavía le queda bastante trabajo a la hora de afinar menús y opciones de configuración.

Se trata, como ocurre en otros órdenes de la informática y la tecnología, de un "acceso anticipado" a unas funciones que están en fase de pruebas pero que gracias a estos propietarios, se testea de forma masiva en situaciones reales de conducción. Según reza en las notas de update de este software FSD, “la conducción autónoma está en versión Beta de acceso limitado temprano y debe usarse con precaución adicional. Puede hacer algo incorrecto en el peor momento, por lo que siempre debe mantener las manos en el volante y prestar especial atención a la carretera. No se vuelva complaciente”. Tantas precauciones quieren tomar que hasta el propio Elon Musk ha declarado recientemente que el lanzamiento de este FSD "será extremadamente lento y cauteloso", como muestra de que se antepone la seguridad sobre cualquier otra consideración.

Esta actualización libera, virtualmente, al conductor de tomar decisiones sobre el tráfico o la ruta ya que es el coche el que toma el control en todo momento. Así también, puede leerse en las notas de actualización del software que “cuando la conducción autónoma total está habilitada, su vehículo cambiará de carril fuera de la autopista, seleccionará horquillas para seguir su ruta de navegación, navegará alrededor de otros vehículos y objetos y hará giros a la izquierda y a la derecha". Eso así, recuerdan que para utilizarla solo lo hagamos si prestamos "atención constante a la carretera y estamos preparados para actuar de inmediato, especialmente en esquinas ciegas, cruces de intersecciones y situaciones de conducción estrechas”.

Hay que tener en cuenta, de todas formas, que la legislación de EE.UU. es mucho más laxa que la europea en estos aspectos de la conducción autónoma por lo que está por ver que un programa parecido termine llegando a nuestro país. Veremos cuál es el modelo de FSD que adopta Tesla en cada caso.

Normas
Entra en El País para participar