Industria farmacéutica

Grifols prevé doblar su capacidad de producción para 2026

Construirá una nueva planta de purificación en Lliçàde Vall

Incrementará un 30% el número de centros de obtención de plasma

Grifols prevé doblar su capacidad de producción para 2026

Grifols quiere dar un salto industrial aun mayor en los próximos cinco años. La multinacional catalana, uno de los grandes productores de hemoderivados del mundo, prevé duplicar la capacidad de fraccionamiento de plasma hasta 2026, hasta llegar a los 28 millones de litros, además de construir una nueva fábrica en Barcelona y aumentar un 30% los centros de obtención de plasma en el mundo. Así lo comunicó este miércoles la compañía en un documento para analistas e inversores.

El laboratorio incide en que sus planes pasan por prácticamente doblar su capacidad de fraccionamiento (el tratamiento del plasma), al multiplicarlo por 1,9 veces, desde los 15 millones de litros de la actualidad hasta los 28 millones en 2026. Para lograrlo, la compañía suma una nueva planta en su centro de Clayton (EE UU) y otra en Montreal, en este último caso gracias a la reciente compra de varias instalaciones en Canadá al grupo surcoreano GC Pharma por 390 millones de euros.

Igualmente, multiplicará por 1,8 veces su capacidad industrial de purificación de inmunoglobulina, desde los 15 a los 26 millones de litros en 2026. En este caso, la compañía liderada por la familia Grífols, se apoyará en una de los centros adquiridos en Montreal y con la construcción de una nueva planta en Lliçà de Vall (Barcelona). En mayo, la empresa había anunciado la compra de un terreno industrial de 47.000 m² en ese municipio contiguo a sus instalaciones de Parets del Vallès, pero no había indicado a qué lo dedicarían.

La capacidad de purificación de albúmina también se multiplicará por 1,6 veces, hasta los 26 millones de litros en 2025, mediante la ampliación de producción en Montreal y Dublín (Irlanda).

Con el fin de contar con materia prima suficiente para ese salto industrial, el laboratorio cotizado en el Ibex 35, avanza que reforzará su red de obtención de plasma, para pasar de los 320 centros de obtención en la actualidad a los 435 en 2025 (un 35% más). De esta forma, la compañía acelera sus planes de obtención de plasma.

Revisión a la baja por la pandemia

Beneficio. Grifols ya había anunciado que la pandemia tendría un impacto en su negocio. En el documento a inversores recoge que el impacto hasta junio en ebitda es de 185 millones de euros (de 1.502 millones en total en 12 meses) y de 155 millones en beneficio neto (de 711 sin contar ese recorte).

Plasma. La multinacional ha revisado de nuevo a la baja los niveles de aprovisionamiento de plasma que prevé alcanzar este año debido a la pandemia de Covid-19, que calculan que serán un 15% inferiores a los de 2019, frente al 10% de caída de la previsión anterior.

El laboratorio no avanza nuevas cifras de inversión, pero recuerda a los inversores que mantiene un plan de capex por 1.400 millones de euros entre 2018 y 2022.

Actualmente Grifols compite por ser líder del mercado de derivados plasmáticos en el mundo con compañías como la estadounidense CSL Behring y la japonesa Takeda. En los últimos tiempos, junto a la adquisición de los activos en Canadá, también se ha asociado con la china Shanghai RAAS para entrar en ese mercado asiático.

Normas
Entra en El País para participar