Grandes patrimonios

La inmobiliaria familiar Torre Rioja prevé salir a Bolsa en 2021

La socimi busca incorporarse al mercado alternativo

Es uno de los grandes propietarios de oficinas en Madrid

Edificio de oficinas que construye Torre Rioja en la zona de Julián Camarillo de Madrid.
Edificio de oficinas que construye Torre Rioja en la zona de Julián Camarillo de Madrid.

Uno de los grandes patrimonios familiares inmobiliarios saldrá a Bolsa previsiblemente en los próximos meses. La socimi Torre Rioja, controlada por la familia Soria Vaquerizo, prevé incorporarse en 2021 a BME Growth, el índice anteriormente conocido como MAB (Mercado Alternativo Bursátil). Así lo recogen las cuentas de 2019 de la empresa, recientemente presentadas en el Registro Mercantil.

La inmobiliaria recoge en esas cuentas la voluntad de convertirse en socimi (sociedad cotizada de inversión en el mercado inmobiliario) en 2020, un proceso que ya ha realizado como adelantó Cinco Días en mayo, “con el objetivo de incorporar sus acciones a negociación en un mercado alternativo bursátil durante el ejercicio 2021”.

La mayor parte de las socimis cotizan en BME Growth, que acoge actualmente a 79 compañías. Aunque la inmobiliaria madrileña también podría optar por mercados como Euronext, como ya han probado otras compañías. La empresa no ha respondido a la petición de aclaración sobre su salida a Bolsa.

El régimen fiscal de las socimis –que cuentan con ventajas como no tributar por el impuesto de Sociedades a cambio de tener que repartir el 80% de los dividendos entre los accionistas (que sí tributan)–, obliga a este tipo de inmobiliarias a cotizar en un plazo de dos años. Por lo tanto, Torre Rioja dispone de hasta 2022 para cumplir ese deber. En la incorporación, deberá contar con una pequeña porción de accionistas minoritarios.

En las cuentas de 2019, esta inmobiliaria presidida por Ángel Soria, explicita una cartera de propiedades por valor de 630 millones de euros, aunque no aporta una tasación de mercado. Fundada en 1971, es una de las mayores patrimonialistas familiares que operan en Madrid. Dispone de 20 activos, la mayor parte edificios de oficinas, además de seis aparcamientos y dos hoteles (Alcalá Norte y Pio XII, operados por Ilunion). Suman en total, 175.000 m2 de superficie alquilable.

Las cuentas adicionalmente detallan el negocio de Torre Rioja en 2019, que obtuvo unos ingresos de 25,3 millones (un 5,3% más) y un beneficio neto de 8,7 millones (344,6% más), aunque el pasado año la empresa cerró el ejercicio a 30 de noviembre, por lo que solo recoge 11 meses de actividad. La compañía además informa que compró un solar en la calle Miguel Fleta de Madrid (en la zona de Julián Camarillo, donde cuenta con gran presencia) y que construirá una residencia de la tercera edad para Ballesol en calle Albalá (también en ese barrio).

A punto de concluir su nueva joya

Las cuentas de Torre Rioja también aclaran que la inmobiliaria tiene previsto concluir la obra en Julián Camarillo 29-31 a finales de 2020 (aunque el documento no recoge posibles retrasos en las obras por la pandemia). Se convertirá así en uno de los grandes activos de la compañía, con 39.000 metros cuadrados para oficinas y 1.420 plazas de garaje.

La empresa dispone de relevantes propiedades como las sedes corporativas en España de BNP Paribas, Axa, Roche, Lar España, Volvo, Ikea o Aon, entre otras.

Normas
Entra en El País para participar