Grifols se dispara en Bolsa por el fracaso de un fármaco competidor

Vertex anuncia la suspensión de los ensayos de su terapia oral

La proteína alfa-1 aporta el 15% de los ingresos y el 30% de los beneficios de la firma catalana

Grifols Bolsa
Fábrica de Grifols Parets del Vallès en Barcelona.

Grifols puede respirar aliviada. La compañía catalana vio este jueves como gran parte de sus ingresos y beneficios quedaban protegidos al fracasar la investigación de un fármaco rival, que estaba desarrollando la biotecnológica estadounidense Vertex. Esta noticia tuvo una consecuencia contundente en Bolsa, al dispararse las acciones del laboratorio en la sesión.

La multinacional que cotiza en el Ibex 35 vivió desde el inicio de la sesión una carrera alcista hasta cerrar a un precio de 27,33 euros en los títulos de clase A, lo que supone una revalorización del 8,33% en la jornada bursátil. Por su parte, Vertex se dejó un 20% a media sesión en Wall Street.

La biotecnológica Vertex había anunciado el miércoles por la noche (hora española) que ha decidido parar el ensayo clínico, en fase II, de su molécula experimental VX-814, utilizada frente al déficit de la proteína alfa-1-antitripsina. Se trata de una patología genética con sintomatología pulmonar similar a la de la EPOC. La compañía californiana avanzó que no podía alcanzar de manera segura los niveles de exposición a su medicamento en pruebas, debido a los riesgos de daño hepático, por lo que paralizó “el desarrollo futuro de esta molécula”, reconoció Carmen Bozic, directora médica del laboratorio en un comunicado.

La paralización de la investigación tuvo una consecuencia directa para los inversores en la valoración de Grifols, ya que VX-814 era un tratamiento oral que ponía en riesgo la venta de hemoderivados de alfa-1-antripsina, un producto llamado comercialmente Prolastin.

Este derivado plasmático supone alrededor del 15% de los ingresos anuales del laboratorio catalán, según un informe de JP Morgan. El año pasado, las ventas de Grifols alcanzaron los 5.100 millones de euros, por lo que estaba amenazada una porción de los 765 millones de cifra de negocios de alfa-1-antripsina. Incluso en el caso de los beneficios, el golpe podría ser peor, ya que este producto aporta alrededor del 29% de las ganancias, según Morgan Stanley.

JP Morgan destaca en un informe que es “una noticia positiva” para Grifols, debido a que elimina la amenaza del competidor y, además, rebaja las probabilidades de futuros desarrollos alternativos de Vertex. De hecho, la empresa californiana continúa con el estudio de faseII de su segunda molécula, llamada VX-864, que se inició en julio de 2020, y espera datos en la primera mitad de 2021.

“La reciente presión sobre la valoración de Grifols puede vivir una pausa”, destaca Morgan Stanley en un informe. En lo que va de año, el laboratorio catalán aún acumula un descenso del 13% en capitalización. “Creemos que la descontinuación de VX-814 es positiva para Grifols y podría representar una validación para algunos inversores de que el mercado actualmente está valorando un escenario demasiado bajista para Grifols dado los datos limitados y los obstáculos considerables para llegar al mercado en muchas de las indicaciones actuales”, incide.

CM Capital Markets tambiém considera positivo, por su parte, para Grifols que Vertex haya cancelado el ensayo. “Despeja a corto plazo las previsiones de que pudiera haber alguna molécula sintética que pudiera reemplazar a algunos medicamentos plasmáticos como los de Grifols”, explica en un informe recogido por EFE Dow Jones.

Normas
Entra en El País para participar