Andersen lanza un nuevo departamento de consumo

La creación de la sección responde al aumento exponencial de conflictos en este ámbito

José Vicente Morote (izquierda) e Íñigo Rodríguez-Sastre (derecha), nuevos codirectores de Andersen.rn
José Vicente Morote (izquierda) e Íñigo Rodríguez-Sastre (derecha), nuevos codirectores de Andersen.

Andersen lanza un nuevo departamento enfocado en el derecho de consumo. Tras el reciente nombramiento de José Vicente Morote e Íñigo Rodríguez-Sastre como socios codirectores en España, la firma se abre a un nuevo mercado con una división dirigida a empresas que tengan contacto directo con consumidores.

El departamento, liderado por Vanesa Fernández, directora en la firma, pretende dar respuesta al creciente aumento de todo tipo de conflictos relacionados con el derecho de consumo, provocado por la avalancha de reclamaciones relacionadas con la crisis de la Covid-19. Asimismo, desde la firma recuerdan que las normativas de protección de consumidores a nivel internacional son cada vez más estrictas. Por ello, es previsible que, en un futuro inmediato, se impongan sanciones a empresas que no den estricto cumplimiento a las mismas. "Esto supone un reto para las compañías, requiriendo nuevas políticas y revisiones en los procesos de contratación con consumidores", subrayan.

Los servicios que incluye la nueva sección son el asesoramiento en materia de consumo, ya sea mediante un innovador consumer compliance, en el que se revisa, regula y/o se implementan políticas en materia de consumo para las empresas; a través de una consumer due diligence; o bien mediante la revisión de los procesos de contratación con consumidores (lo que incluye las ofertas, publicidad, contratos), contenidos web o de marketing, o el lanzamiento de nuevos productos.

Asimismo, se ofrece el asesoramiento integral a las empresas en reclamaciones, arbitrajes o litigios en distintas jurisdicciones iniciados por consumidores y/o distintas autoridades por infracciones de consumo.

Desde Andersen indican que, en estos últimos años, las empresas se han enfrentado a múltiples retos que han supuesto un creciente poder de los consumidores. Esto ha resultado en una posición más intervencionista por parte de los reguladores para mantener la confianza de los mercados y de los consumidores. Por ello, las empresas de todos los sectores deben adaptarse a este nuevo escenario en el que es preciso dar respuesta mediante un asesoramiento integral.

Normas
Entra en El País para participar