Covid-19

Jueves negro de la segunda ola a nivel mundial

Los contagios se disparan en Europa y España suma otros 12.423 casos

Jueves negro de la segunda ola a nivel mundial

La segunda ola de Covid-19 que lleva semanas amenazando Europa parece estar llegando a su culmen. Italia ha notificado 4.458 nuevos casos en las úlimas 24 horas, la cifra más alta desde mediados de abril, Portugal también registra máximos de dichas fechas, con 1.278 nuevos casos, y Alemania duplica los positivos respecto al día previo, y supera los 4.000. También suman récords Austria, República Checa, Polonia, Croacia, Eslovaquia y Rusia. En Reino Unido y Francia, las cifras son aún más alarmantes. En el primero ascienden a 17.450 mientras que Francia registra, por segundo día consecutivo, más de 18.000 nuevas infecciones.

En España, donde la aceleración de los positivos comenzó antes, los datos no dejan de subir. Sanidad ha comunicado hoy 12.423 contagios, 5.585 de los cuales corresponden a las últimas 24 horas, lo que supone una subida respecto a ayer, cuando se registraron 5.075 positivos. La Comunidad de Madrid sigue liderando las nuevas infecciones, con 2.265 contagios, aunque la tasa de incidencia desciende a 563. Le siguen Andalucía, Aragón, País Vasco y Navarra, con al menos 400 nuevos infectados; Galicia, con 285; Cataluña, con 179; Extremadura y la Comunidad Valencia, con más de 150; Asturias, Canarias, La Rioja y Murcia, en el entorno de los 100; Baleares (49), Cantabria (37), Ceuta (32) y Melilla (27).

Las cifras de fallecidos, aunque son mucho más bajas que en la primera ola, también preocupan. En Italia, aunque descienden respecto al miércoles, se suman 22 nuevos fallecidos, y en Alemania, 16. Francia acumula 76 decesos en los últimos siete días y Reino Unido, 77 en los últimos 28 días. En este aspecto, los datos de España son peores y este jueves se suman 126 nuevas muertes, 50 más que ayer, y 421 en la última semana.

A medida que los datos son más alarmantes y recuerdan a los peores meses de la primevera, los Ejecutivos europeos elevan el nivel de las restricciones, sobre todo en las grandes ciudades. En este sentido, España es una excepción puesto que en la Comunidad de Madrid, donde los datos llevan semanas en tasas muy elevadas, se han suprimido hoy las limitaciones impuestas el pasado viernes después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid no haya ratificado la orden del Ministerio de Sanidad que indicó su aplicación.

No obstante, parece que este "apertura" de la región será temporal, y más teniendo en cuenta que el lunes es fiesta en todo el país y se teme que se disparen los desplazamientos. Tras conocer la decisión del tribunal, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha organizado una reunión con el Ejecutivo regional, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comunicado que baraja la declaración del estado de alarma en Madrid, aunque siempre con el consentimiento de la presidenta del Ejecutivo autonómico, Isabel Díaz Ayuso. Por su parte, tanto el alcalde de la capital como la presidenta de la comunidad han instado a los madrileños a no salir de la región.

Las medidas que se estaban aplicando en Madrid, con una incidencia de 560 por cada 100.000 habitantes frente a los 260 de París, eran mucho más laxas que las de la capital francesa. En la ciudad, donde se ha decretado el estado de alerta máxima, desde el martes están cerrados los bares, se aplican fuertes restricciones en los restaurantes y se recorta a la mitad la asistencia a las universidades. Además, hoy, el ministro de Sanidad, Olivier Véran, ha anunciado que entran en esta nueva situación de emergencia Lyon, Lille, Grenoble y Saint-Etienne y a partir del sábado se aplicarán nuevas medidas como el cierre de bares.

En Rusia, las autoridades han recomendado a los ciudadanos permanecer en casa durante el fin de semana, y en la República Checa se ha anunciado, a partir del lunes y durante dos semanas, el cierre de cines y teatros, actos culturales y deportivos, tanto profesionales como de aficionados, con excepción de encuentros internacionales, que tendrán lugar sin espectadores. Los gimnasios y piscinas permanecerán cerrados desde el viernes y bares y restaurantes dejarán de prestar servicio a las 20.00 horas, con un máximo de cuatro personas por mesa. Además, los estudiantes de entre 11 a 14 años alternarán la educación presencial y a distancia.

En Italia, ayer se aprobó la obligación de usar mascarilla también en espacios al aire libre y la extensión del estado de emergencia, que finalizaba el 15 octubre, hasta el 31 de enero de 2021.

Normas
Entra en El País para participar