Mercados

La CNMV impone 330.000 euros de multas a la agencia Q-Renta por manipular el MAB

Aún está pendiente otra investigación sobre la firma de valores por conflictos de interés

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella.
El presidente de la CNMV, Sebastián Albella. EUROPA PRESS

La CNMV ha impuesto cuatro sanciones a la agencia de valores Q-Renta y a la sociedad Partisu XXI por manipulación de cotizaciones en el Mercado Alternativo Bursátil o MAB. Las sanciones suman 480.000 euros, y son fruto de un expediente iniciado en verano del año pasado, referente a actividades desarrolladas en los años 2015, 2016 y 2017.Las sanciones han sido publicadas en el BOE.

Las sanciones, en concreto, se refieren a la manipulación de cuatro valores cotizados en el MAB: Eurona, 1nkemia, Only Apartaments y Euroconsult. Q-Renta ha sido multada con 330.000 euros por tres sanciones graves y partisu XXI, con 150.000 euros, también por una infracción grave. Las dos sociedades operaron en concierto para manipular los precios.

Que las sanciones hayan sido de carácter grave y no muy grave indica, según la normativa del mercado de valores, que las operaciones no alteraron de forma significativa los precios. La CNMV ha sancionado a la firma por el incumplimiento del artículo 231.1, incumplimiento que la normativa establece como infracción muy grave cuando produzca una alteración significativa de la cotización".

En todo caso, este expediente es solamente una parte de la investigación sobre Q-Renta. La CNMV abrió también otra investigación sobre esta agencia or la inadecuada gestión de conflictos de interés en la operativa de gestión y asesoramiento sobre valores cotizados entre el 1 de enero de 2017 y el 30 de septiembre. Y otra infracción muy grave "por deficiencias en la llevanza de los registros de órdenes y sus justificantes y otras incidencias sobre organización interna y aspectos de control".

El caso de Q-Renta estalló en 2018 cuando la CNMV paralizó los reembolsos en los fondos Annapurna y Esfera Renta Variable, cuya gestión estaba delegada en Q-Renta, por su elevada exposición, casi un tercio de la cartera, en un puñado de valores de escasa liquidez cotizados en el MAB. Los fondos fueron después asignados a Trea.

La asociación de usuarios financieros Asufin presentó una demanda, admtida a trámite, en la que acusaba a la agencia de valores dirigida por Jaume Miquel de "incurrir en un conflicto de interés intentando manipular el mercado, ya que representaban al mismo tiempo a las empresas que luego colocaban en los fondos bajo su gestión", según informó Europa Press.

En concreto, el escrito detalla ocho compañías del MAB --Eurona, Eurocnosult, Inkemia, Home Meal, Elzinc, Cerium, Inclam y Clever-- cuyas acciones o bonos fueron colocados por QRenta y también han formado parte de las carteras y del patrimonio cogestionado por la agencia". Según Asufin, unos 6.500 inversores están afectados.

La sanción de la CNMV se refiere a varios artículos de la normativa española y europea sobre abuso de mercado. Concretamente a las prácticas de mercado que, ejecutando operaciones o presentando órdenes de compraventa, transmiten "señales falsas o engañosas en cuanto a la oferta, la demanda o el precio de un instrumento financiero" o que "aseguren el precio de uno o varios instrumentos financieros en un nivel anormal o artificial". La mayor sanción, de 150.000 euros para Q-Renta y Partisu XXI, se ha impuesto por acción concertada entre las dos sociedades.

Normas
Entra en El País para participar