El auditor de Worten alerta de un impacto “muy relevante” por el Covid y cuestiona su viabilidad

La empresa, que no ha conseguido cerrar ningún ejercicio en positivo desde 2008, cree que alcanzará la rentabilidad operativa en 2021

Una tienda de Worten en Madrid.
Una tienda de Worten en Madrid. Getty

La pandemia del Covid-19 ha puesto aún más en jaque el negocio de Worten en España. La compañía de distribución especializada en productos de electrónica, propiedad del grupo portugués Sonae, ya arrastraba pérdidas millonarias en los últimos años, pero el estado de alarma provocado por la extensión del virus ha aumentado las dudas de su auditor sobre la capacidad para continuar como empresa en funcionamiento.

Según las cuentas anuales y el informe de auditoría relativos al ejercicio 2019, recientemente depositados en el Registro Mercantil, el auditor de Worten (PwC) cuestiona su viabilidad debido a que, a cierre de 2019, la empresa se mantenía en causa de disolución y a que su pasivo corriente excedía al activo en 67 millones. Estas dos cuestiones ya estaban reflejadas en el informe de auditoría de 2018.

A todo ello, se ha unido el impacto del virus. “Adicionalmente, la sociedad se ha visto afectada de una manera muy relevante por el Real Decreto 463/2020 de declaración del estado de alarma, que ha tenido como consecuencia entre otros aspectos el cierre al público de las tiendas físicas, el cierre definitivo de tres tiendas y la solicitud de un ERTE para parte de su plantilla”, indica el informe y concluye que “estos hechos o circunstancias indican la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la sociedad para continuar como empresa en funcionamiento”.

En lo que se refiere a las cuentas, Worten elevó las pérdidas un 33% en 2019 hasta los 34,9 millones y sus ventas cayeron un 10% hasta 219,5 millones. Desde 2008, acumulaba más de 350 millones de pérdidas pero Sonae decidió aplicar las aportaciones de los socios realizadas desde 2011 hasta 2019 por un volumen de 298 millones contra los resultados negativos de ejercicios anteriores de forma que esta partida se ha reducido a 25,1 millones.

Por su parte, Worten señala a CincoDías que está “enfocada en el crecimiento de sus canales digitales”, que han duplicado su actividad interanual. La estrategia online se enmarca dentro del plan de mejora de rentabilidad de operaciones en España, y que ha provocado en 2020 el cierre de seis tiendas físicas sin viabilidad económica. A través del plan de transformación del negocio, que está desarrollándose “de acuerdo a las expectativas”, Worten cree que “alcanzará la rentabilidad operacional en España ya en 2021”.

Normas
Entra en El País para participar