Conducción autónoma en el Tesla Model 3.
Conducción autónoma en el Tesla Model 3.

El Tesla Model 3 no supera el test de ayudas a la conducción de Euro NCAP

Califican al coche de los norteamericanos como de "autoritario".

En los últimos tiempos han sido muchas las declaraciones de Elon Musk en las que avisaba a los mercados de que sus coches están cada vez más cerca de conseguir la conducción autónoma completa, al menos en EE.UU., que es un país donde este tipo de regulaciones son más laxas que, por ejemplo, Europa. Y para confirmar que esto es así, nada como comprobar los resultados obtenidos por el Tesla Model 3 en los análisis que hace Euro NCAP sobre las ayudas a la conducción de algunos modelos en este año 2020.

El resultado no es, ni mucho menos, alentador, ya que resume la competencia de este modelo en la parte de las ayudas al conductor con un contundente 36%, lo que viene a significar una calificación "moderada". Mucho menos de lo que podríamos esperar. Tanto es así que en el informe en el que se detallan todos los aspectos analizados, se describe el sistema de autopilot del coche como "autoritario", nada colaborativo", por lo que apenas mantiene al conductor comprometido con lo que ocurre en la carretera.

El coche es demasiado independiente

Existen dos formas de leer el informe de Euro NCAP, y cada una tiene que ver, precisamente, con la forma en la que se comprende esto de la conducción autónoma tanto en EE.UU. como en Europa. Para los primeros, todo lo que pueda hacer el coche con la interferencia mínima del conductor será bienvenido, mientras que las autoridades europeas se inclinan más por una vigilancia permanente de la parte humana sobre la mecánica y tecnológica.

Resultados en las ayudas a la conducción del Tesla Model 3.
Resultados en las ayudas a la conducción del Tesla Model 3.

De ahí que en el apartado de atención del conductor, la valoración sea de un pobre 36%. Allí podremos ver apartados como la información al piloto, los estados del sistema y la monitorización y colaboración durante la conducción. En estos cuatro puntos el Tesla Model 3 obtiene calificaciones, respectivamente, de 10, 16,5, 10 y 0 sobre 25 puntos. Es decir, calificaciones de "bajo", "adecuado", "bajo" y "deficiente".

En cambio, si miramos a la parte de la asistencia del vehículo en esas ayudas al conductor, la valoración sube de forma drástica hasta el 91,7%, con notas de 16,7 sobre 25 para el caso del asistente de velocidad, 40 sobre 40 para el control de velocidad de crucero y de 35 sobre 35 para la conducción asistida. Con todo lo anterior sobre la mesa, es evidente que existe una diferencia de perspectiva a la hora de valorar las funciones de conducción autónoma dependiendo de si lo hacemos con la mirada de las normas que rigen en EE.UU., y de las que se vienen imponiendo en Europa.

Normas
Entra en El País para participar