Financiación

Colonial afina su pasivo con la emisión de 500 millones en bonos y una recompra simultánea

La socimi coloca pasivo a año años y al mismo tiempo ofrece comprar deuda por 300 millones

Junta general de accionistas Colonial.
Junta general de accionistas Colonial.

La socimi Colonial también quiere sacar partido del buen contexto de mercado, con los tipos de interés por los suelos gracias a la intervención del BCE. Escoltada por Natixis, BNP Paribas, CaixaBank, Crédit Agricole CIB y Deutsche Bank, la compañía lanzará en las próximas horas la venta de un bono a ocho años por un importe de 500 millones de euros y, al mismo tiempo, ofrece recomprar con prima sobre la cotización en el secundario hasta 300 millones de euros de bonos que vencen en junio de 2023 y octubre de 2024.

Los ajustes finos en la estructura de pasivo están a la orden del día. Son ventas y recompras de deuda de manera simultánea, como ya hicieron Telefónica o Repsol, entre otras compañias. Ahora le toca a Colonial, que lanzará la venta de 500 millones de euros en bonos a ocho años. La compañía tiene la demanda asegurada del BCE, por un 40% del total (unos 200 millones), pues goza de rating de inversión por parte de S&P (BBB+), dos escalones por encima del mínimo, y de Moody’s (Baa2), un peldaño superior.

La novedad es que, al mismo tiempo, la compañía ha lanzado una jugosa oferta para los dueños de dos emisiones de bonos que vencen en unos años. En total, son 1.100 millones de dos emisiones: una de 2015 que paga un cupón del 2,728%, con un total de 500 millones en circulación y que vence en junio de 2023, y otra que colocó en 2016 con un interés del 1,45% por 600 millones que expira en octubre de 2024.

El importe máximo que comprará de ambas emisiones será de 300 millones de euros  y el plazo para acudir está fijado 13 de octubre. En un documento al que ha tenido acceso CincoDías, Colonial asegura que la prima respecto a la cotización en el mercado secundario oscila entre los 24 y los 33 puntos básicos.

La deuda financiera neta de Colonial ascendía a 4.643,8 millones de euros a cierre de junio, de los que 2.600 millones corresponden a seis emisiones de bonos de ella misma y otros 1.700 millones en deuda cotizada de su filial francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL). Entre ambas contaban además con pagarés por 318,5 millones de euros y pasivo bancario por unos 800 millones de euros. Su efectivo se situaba en 773,5 millones. El tipo de interés medio de su deuda en el primer semestre del ejercicio 2020 fue del 1,80%, frente al 1,75% de 2019.

Colonial es una de las pocas inmobiliarias que no ha anunciado cambios significativos en su política de remuneración pese al Covid-19. El pasado julio abono un dividendo de 0,1557 euros por acción (101,6 millones en total) con cargo a los resultados del pasado ejercicio. En el primer semestre de este año registró unas pérdidas de 26 millones en el primer semestre de 2020, frente a los 338 millones de beneficio del mismo periodo de 2019, debido a un deterioro del valor de los activos de unos 100 millones. No obstante, la compañía inmobiliaria destacó que el beneficio recurrente se elevó un 20% y alcanzó los 83 millones.

4 millones.643.8

Normas
Entra en El País para participar