Financiación

El Tesoro vende 3.310 millones en letras a tipos más negativos

La demanda alcanza los 10.857,83 millones

El secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos San Basilio
El secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos San Basilio Efe

Menos importe pero tipos más bajos. Ese ha sido el resultado logrado por el Tesoro en la emisión de este martes. El organismo que dirige Carlos San Basilio ha colocaco 3.309,67 millones, cuantía que se sitúa en el rango bajo de lo inicialmente previsto (entre 3.000 y 4.000 millones), en letras a seis y 12 meses. Lo que sí ha conseguido en profundizar en los rendimientos negativos.

En letras a seis meses ha colocado 433,4 millones al -0,502% frente al -0459% de la subasta anterior celebrada el 8 de septiembre. El grueso del importe se ha colocada en letras a 12 meses. En concreto en deuda a un año el Tesoro ha vendido 2.876,27 millones con un tipo de interés del -0,496% frente al -0,445% previo. Aunque la cuantía adjudicada en las dos referencias se ha situado en el rango bajo de lo inicialmente previsto, el apetito por el papel español continúa siendo elevado y esto ha quedado reflejado en la demanda. Las petiticiones han alcanzado los 10.857,83 millones, cuantía que equivale a 3,3 veces lo adjudicado.

La colocación de este martes se produce el mismo día en el que el Gobierno presentará su nuevo cuadro macroeconómico, cuya principal novedad recae en el techo de gasto. Este paso es el paso previo a la elaboración de los presupuestos, una condición indispensable para recibir las ayudas europeas.

El Tesoro continúa adelante en su estrategia. El incremento de las necesidades de financiación para obtener los recursos necesarios con los que costear las medidas puestas en marcha para hacer frente a la crisis sanitarias y financiar el déficit, no está suponiendo un obstáculo para la institución. Pasados los momentos de mayor inestabilidad, las compras de deuda del BCE devolvieron la estabilidad al mercado. Esto se tradujo en una caída de las rentabilidades tanto en el mercado primario como en el secundario. El bono español a diez años es el que mejor recoge esta mejoría. El rendimiento de la deuda con vencimiento 2030 se sitúa en el 0,24% a gran distancia del 1,22% que registró el 18 de marzo.

Normas
Entra en El País para participar