Propiedad intelectual

La batalla entre Google y Oracle llega al Supremo y pone en alerta a la industria del software

El caso se alarga ya 10 años y su resolución podría impactar en la innovación en el sector. Mientras Oracle reclama 9.000 millones al gigante de internet, este defiende su derecho a usar libremente las API de Java en Android

Larry Ellison, fundador de Oracle, y Sundar Pichai, CEO de Google.
Larry Ellison, fundador de Oracle, y Sundar Pichai, CEO de Google.

Tras diez años de litigio, la batalla legal entre Google y Oracle llega hoy a la Corte Suprema de EE UU, que deberá resolver una disputa con enorme repercusión para el sector tecnológico. El caso se remonta a 2010 cuando la compañía de soft­ware acusó al gigante de internet de utilizar patentes que le pertenecen en Android, el sistema operativo utilizado hoy por más del 80% de los smartphones del mundo.

Oracle, que se convirtió en propietario del lenguaje de programación Java tras adquirir Sun Microsystems, acusó a Google de haber utilizado alrededor de 11.000 líneas de código de Java SE en Android, la puerta que dio acceso a Google al mercado de la telefonía móvil, “violando las leyes de derechos de autor”. Oracle reclama a Google 9.000 millones de dólares de compensación.

El gigante de las búsquedas, por su parte, defiende que el uso de Java era gratuito y estaba abierto a todos los desarrolladores antes de la compra de Sun Microsystems por parte de Oracle. Aunque las 11.000 líneas de código utilizadas por Google en Android representan el 0,5% de los aproximadamente tres millones de líneas de código en Java y alrededor del 0,1% de los cerca de 15 millones de líneas de código en Android, su uso permitió a Google que su nuevo sistema operativo fuera fácil de usar para los desarrolladores familiarizados con Java.

Desde que arrancó la guerra judicial, dos tribunales dieron la razón a Google, pero la corte federal de apelaciones falló a favor de Oracle, lo que llevó al gigante de Mountain View a recurrir el caso ante la Corte Suprema.

El caso mantiene en tensión al sector tecnológico, pues como señala el Financial Times si Google pierde repercutirá en toda la industria, al aumentar en gran medida el poder de las compañías que controlan las tecnologías más utilizadas y dificultando la vida de los aspirantes a competidores.

“Esto afectará a todas las plataformas, todas las cosas que provocaron un crecimiento exponencial en la industria”, señala al citado medio Joshua Bloch, un ingeniero que trabajó en el código que está en el centro de la disputa. También la profesora de derecho de la Universidad de California, Pamela Samuelson, cree que si la sentencia va en esa dirección “la preocupación es que las plataformas dominantes tendrá mucho más poder”.

La pregunta que está en el aire es si las interfaces de programación de aplicaciones (API) están bien protegidas por las leyes de propiedad intelectual y si los desarrolladores necesitan permiso para copiar las API usadas en otros programas.

Google y otras muchas empresas tecnológicas, sostienen que extender las leyes de patentes a las API corre el riesgo de amenazar la innovación en el mundo digital en constante cambio. “Los desarrolladores de software han considerado durante mucho tiempo que pueden usar libremente interfaces de computadora para desarrollar nuevos programas”, defienden desde Google en documentos enviados a la corte antes de la audiencia, informa la agencia AFP.

“Sin API compartidas, cada dispositivo y programa se convertiría en una isla y el desarrollo de software moderno ya no podría tener lugar”, añade The Developer Alliance, que reúne a desarrolladores de aplicaciones y otras empresas de la industria.

También desde el American Antitrust Institute apuntan que permitir que Oracle retenga las patentes de los códigos de Java “podría ralentizar la innovación y la competencia en los mercados que dependen del software y podría cimentar los monopolios”.

Oracle, por su parte, sigue defendiendo, que los derechos de autor son una protección esencial y un incentivo para la innovación y que Google debía haber licenciado el código del software o escrito su propio código. El gigante de las bases de datos sostiene igualmente que como plataforma para el desarrollo de software, Android compite directamente con Java.

La historia, según detalla el FT, está plagada de ejemplos similares a lo que ha hecho Google con Java, como el sistema operativo Linux de código abierto, que se basaba en el código Unix desarrollado por AT&T. Pero también destaca cómo Oracle trata de establecer una "falsa distinción" entre las interfaces y el resto de programas computacionales, y que la gran cantidad de código Java que utilizó muestra que estaba tomando una parte vital del mismo.

El nuevo asalto judicial llega en un contexto complejo para Google, investigada por las autoridades de competencia de EE UU. Mientras, el fundador de Oracle Larry Ellison, próximo a Donald Trump, cuenta con el apoyo del mandatario para tomar una participación en TikTok International.

Normas
Entra en El País para participar