El presidente dice que no debe haber "líneas rojas" para los Presupuestos

El portavoz económico de Junts en el Congreso, Ferrán Bel, espera que tantos los dos socios de JuntsxCat como ERC acaben votando lo mismo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (3d) acompañado de la presidenta de la diputación de Pontevedra, Carmela Silva (de rojo), y otros miembros, mantienen una conversación durante el acto de clausura del II Foro La Toja-Vínculo Atlántico celebrado en la Isla de Toja, Pontevedra, Galicia, (España), este sábado.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (3d) acompañado de la presidenta de la diputación de Pontevedra, Carmela Silva (de rojo), y otros miembros, mantienen una conversación durante el acto de clausura del II Foro La Toja-Vínculo Atlántico celebrado en la Isla de Toja, Pontevedra, Galicia, (España), este sábado. Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho este sábado que no deben haber "líneas rojas" a la hora de negociar y sacar adelante unos Presupuestos Generales "que serán progresistas, porque el Gobierno lo es" pero que "tienen que ser de país", por lo que ha apelado a alcanzar un "acuerdo extraordinario" ante una situación "extraordinaria" como la que atraviesa el país por la pandemia de coronavirus.

Así se ha pronunciado el mandatario español durante su intervención en el Foro La Toja-Vínculo Atlántico, que ha concluido este sábado en la pontevedresa isla de A Toxa (en O Grove, Pontevedra) con las palabras del presidente español.

Sánchez ha señalado que convocará a "todas" las fuerzas del arco parlamentario, incluido al principal grupo de la oposición, el PP, "aunque se autoexcluya" de la negociación de las cuentas "junto con otras formaciones". "Los presupuestos tienen que concitar el máximo consenso, unidad y mayor número de apoyos parlamentarios posible", ha remarcado. Un momento "extraordinario" como el actual requiere de "acuerdos extraordinarios".

Sánchez ha comentado que los presupuestos deben ser "una proyección de rumbo" y marcar "una idea de España" que se fundamente en su "vocación europeísta", "en una mayor cohesión territorial" o en el compromiso "con la lucha contra el cambio climático".

En este sentido, ha incidido en la importancia de sacar adelante unas cuentas que permitan "canalizar" las ayudas extraordinarias del fondo europeo que podrían "vehicularse" sin presupuestos pero "no de la misma manera" que con ellos.

Por todo ello, cree que no deben existir "líneas rojas" a la hora de sentarse a negociar los presupuestos que serán "progresistas" porque "el Gobierno lo es" pero que tienen que ir más allá y ser también unas cuentas "de país".

Durante su intervención, Pedro Sánchez ha hecho un llamamiento a comunidades y ayuntamientos a que asuman la gestión "de lo que les corresponde" legalmente y que los partidos "defienden lo que consideren" pero "con la máxima lealtad y esfuerzo" en aras de avanzar en el control de la pandemia y la reactivación y recuperación económica.

PDeCat

Por la mañana, el portavoz económico de Junts en el Congreso y dirigente del PDeCAT Ferrán Bel había subrayado en esa misma línea su voluntad de negociar "sin líneas rojas" unos nuevos Presupuestos Generales del Estado para 2021, sin condicionar quién apoye las nuevas cuentas sino su contenido, y espera que tantos los dos socios de Junts per Catalunya como ERC acaben votando lo mismo.

Eso sí, tal y como ha advertido en una entrevista concedida al programa Parlamento de RNE, "sentarse es negociar, hablar y pactar", por lo que espera que el Gobierno de coalición no haga lo que el último Gobierno del PSOE que "presentó los Presupuestos sin ánimo de negociarlos y quería que se les votase sin plantear alternativa". "Eso no es negociar", ha dicho.

Respecto a la búsqueda de apoyos del Gobierno y si el apoyo de Junts sería compatible con el de otras formaciones más alejadas ideológicamente, Bel ha dejado claro que "el problema no es quién vota las leyes o los proyectos, sino el contenido de esas leyes y proyectos".

"Si el contenido nos agrada o entendemos que es adecuado para la situación de extremada crisis como la actual, no vamos a poner condiciones respecto a los votos de uno u otro. Imagino que el resto de grupos hará lo mismo", ha aseverado, señalando, eso sí, que "otra cosa es que haya grupos que, aparte de los Presupuestos, condicione otros aspectos" y que en ese caso, pueda haber "incompatibilidades".

Preguntado por si esta negociación presupuestaria comprometerá la unidad en Junts, pudiendo votar diferente los diputados del PDeCAT con los del resto de la coalición, Bel no ha querido pronunciarse, llegando a vincular el sentido de voto al de ERC.

"Espero no solo ver a los ocho diputados de mi grupo, sino que también me gustaría ver a los 13 de Esquerra Republicana y que hubiese una mayoría de diputados catalanes amplia que pudiera aprobar los Presupuestos. Significaría que son buenos para Cataluña", ha dicho.

Normas
Entra en El País para participar