Nordea, ING, UBS y Credit Agricole son los tuertos en el país de los ciegos

Han perdido en la última década entre un 15% y un 35% de valor, frente al 61% del Stoxx Europe 600 Banks

Distrito de La Defense, en París.
Distrito de La Defense, en París. reuters

En lo que se refiere al rendimiento del precio de las acciones, hay dos tipos de bancos europeos: los malos y los realmente malos. Los prestamistas de la primera categoría, como Nordea, ING, UBS y Credit Agricole, han mantenido su valor mejor que la mayoría en la última década. Eso les da una moneda de compra útil para una posible ola de transacciones en el sector.

En términos absolutos, no hay estrellas de la Bolsa entre los grandes bancos europeos. El precio de las acciones de Nordea, traducido a euros, ha bajado un 15% en los últimos 10 años, mientras que ING, UBS y Credit Agricole han caído un 20%, 24% y 35%, respectivamente, sobre la misma base. Sin embargo, comparado con la caída del 61% del índice Stoxx Europe 600 Banks, es una victoria.

El éxito relativo está condicionado en parte por buenas decisiones. El consejero delegado saliente de UBS, Sergio Ermotti, recortó las arriesgadas operaciones de banca de inversión antes que la mayoría. Mientras tanto, el antiguo jefe de ING Ralph Hamers, que pronto tomará el timón de la entidad crediticia suiza, redujo los costes e invirtió en tecnología en la entidad holandesa. Los accionistas también prefieren los mercados nacionales de Nordea, centrado en Escandinavia, y de Credit Agricole, de Francia, que son menos competitivos que Alemania o Italia.

El resultado es que los cuatro están mucho mejor situados para absorber a rivales en dificultades en operaciones realizadas todas en acciones. Por ejemplo, UBS. La capitalización bursátil de Deutsche Bank, de 15.000 millones de euros, es solo dos quintos del valor de los fondos propios del grupo suizo. Hace diez años, el grupo alemán valía cuatro quintos de lo que valía UBS. Mientras tanto, Credit Agricole está flexionando sus músculos para las fusiones y adquisiciones explorando un acuerdo para comprar el italiano Banco BPM.

Intesa Sanpaolo y BNP Paribas también superan con creces al índice de los bancos europeos. Pero el prestamista italiano está atado a la integración de la reciente adquisición de UBI Banca, que aumentó aún más su cuota de mercado nacional.

Mientras tanto, BNP, de 39.000 millones de euros, sufre un descuento en su valoración. Las acciones del banco francés se negocian a solo 0,39 veces su valor contable tangible por acción, según los datos de Refinitiv. Las de los cuatro banco citados anteriormente superan el 0,66 de media. Cotizar a un múltiplo más alto facilita la emisión de acciones, lo que a menudo es necesario para aumentar la cobertura de la deuda incobrable o ayudar a pagar los despidos después de una fusión

Ha sido una década deplorable para todos los bancos europeos. Sin embargo, para algunos pocos, puede haber un premio de consolación al final, en forma de fusiones y adquisiciones.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías