Interior hará inspecciones aleatorias en estaciones ante la dificultad de fijar un control pleno

Los criterios de acceso permitidos son más flexibles e imposibilitan una vigilancia previa de los desplazamientos

Restricciones Madrid covid
Agentes de la Policía Nacional realizan un control de movilidad en la estación de tren cercanías de Orcasitas. EFE

Pese a las restricciones de movilidad que previsiblemente impondrá la Comunidad de Madrid en 10 municipios, incluida la capital, los criterios de acceso fijados por Sanidad son más flexibles que en las semanas de la desescalada tras el confinamiento general. Por eso, a la espera de directrices concretas para controlar que las medidas se cumplen, Interior no tendrá más remedio que limitarse a llevar a cabo comprobaciones aleatorias en las terminales del aeropuerto de Barajas y las estaciones de tren y autobuses.

Fuentes de Adif y Renfe explican que las únicas obligaciones que tienen como operadores son sanitarias. Así, no podrán implantar más medidas que las relativas al uso de cámaras térmicas en los accesos o las pensadas para asegurar que se cumplen las normas de distanciamiento. El resto de medidas establecidas para asegurar que se respetan las restricciones de acceso planteadas por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tendrán que llevarlas a cabo desde el Ministerio de Interior, previsiblemente mediante comprobaciones aleatorias en los vestíbulos y puntos de acceso y salida de estaciones y terminales. Algo similar plantean desde Aena para los protocolos del aeropuerto.

La ventaja, explican fuentes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, es que estas zonas están perfectamente diseñadas para poder establecer este tipo de inspecciones. Desde el Gobierno, no obstante, no descartan la puesta en marcha de futuros protocolos más exhaustivos.

Por el momento, la Delegación del Gobierno en Madrid reforzará con 700 agentes de Policía Nacional, Guardia Civil y otros efectivos necesarios la vigilancia en las zonas afectadas por el confinamiento perimetral, así como las aledañas.

La orden de Sanidad, discutida ayer en el Consejo Interterritorial de Salud y publicada este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE) limita la entrada y salida a los municipios afectados. Pero permite la movilidad hacia dentro y fuera de ellos en ciertos casos, siempre que estén justificados. 

Así, se admite la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios, el acceso para cumplir con obligaciones laborales, profesionales, empresariales o legales y la asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil.

También hay luz verde para volver al lugar de residencia habitual, sea entrando o saliendo. Además, está permitida la entrada para la asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

Se consiente el desplazamiento a entidades financieras y de seguros que no puedan aplazarse, así como a actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales. También, para las renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables, como la realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables. Por último, se permite el acceso "por causa de fuerza mayor o situación de necesidad o cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada".

Es un abanico de excepciones demasiado grande como para llevar a cabo medidas de control desde los propios operadores, explican fuentes de estas entidades. Con todo, aseguran, no esperan grandes movimientos de personas debido a la situación sanitaria y al fin de una temporada turística ya de por sí atípica.

En la práctica, la orden del BOE obligará a confinar las ciudades con más de 100.000 habitantes que superen una incidencia acumulada de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes, más del 10% de positivos en las PCR y un índice de ocupación superior al 35% en las UCI de la comunidad autónoma de referencia. En Madrid 10 localidades cumplen estos criterios: Parla, Alcobendas, Fuenlabrada, Torrejón de Ardoz, Getafe, Alcorcón, Leganés, Móstoles, Alcalá de Henares y la propia capital. La norma publicada por Sanidad explica que en España hay 11 ciudades mayores de 100.000 habitantes que superan este umbral, con una incidencia media de 892 casos.

Normas
Entra en El País para participar