La compra de vivienda se desploma a su menor tasa de la serie histórica en un segundo trimestre

Cae un 31% trimestral y un 47% en tasa interanual por la crisis del Covid-19

Viviendas en una playa de Tenerife.
Viviendas en una playa de Tenerife.

Nunca un segundo trimestre anotó un volumen tan bajo de compraventa de vivienda en España. Según los datos actualizados ayer por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), entre abril y junio se cerraron un total de 78.972 transacciones, la cifra más baja en este periodo del año desde que hay registros, allá por 2004, por debajo incluso de las 81.400 del ejercicio 2013.

La cifra, en relación a las 116.070 operaciones registradas entre enero y marzo de este año, implica una caída trimestral del 31%, que se convierte en un descenso del 47% en tasa interanual si el dato se compara con las 149.600 ventas firmadas entre abril y junio de 2019.

Hay que remontarse a los años más duros de la crisis financiera de 2008, y principalmente a los primeros trimestres de cada ejercicio, para ver unas cifras trimestrales más bajas que la última registrada. Así, entre enero y marzo de 2011, 2012 y 2013, por ejemplo, se firmaron 74.400, 69.400 y 54.800 operaciones. En el segundo trimestre, un periodo tradicionalmente bueno para el mercado inmobiliario, el récord a la baja lo pone sin ninguna duda el año 2020.

En el segundo trimestre, por lo tanto, también ha caído con fuerza el valor de las transacciones dentro de la vivienda libre. Así, entre abril y junio se movieron casi 13.000 millones de euros en todas estas operaciones, lejos de los más de 18.000 millones de los tres primeros meses del año y de los más de 22.000 millones registrados en el segundo trimestre del pasado ejercicio, una caída interanual del 42%.

La compraventa de extranjeros se hunde un 60%

De todas las tipologías de transacciones que recoge Mitma, la que más sufrió, de lejos, fue la relativa a las operaciones llevadas a cabo por extranjeros, tanto residentes en España como no residentes.

Ambos grupos retrocedieron en torno a 60%, haciendo que la cuota de inmuebles en manos españolas sumase casi cinco puntos porcentuales y superase el 88% del mercado por primera vez en los últimos años, en los que se han alcanzado cifras récord de participación extranjera, con más de 24.000 operaciones por parte de los extranjeros residentes en los últimos segundos trimestres.

Así, entre abril y junio de 2020, los extranjeros no residentes firmaron cerca de 9.300 operaciones, muy por debajo de las 19.400 del primer periodo del año, y lejos de las 24.100 del segundo trimestre de 2019. Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña fueron las tres regiones predilectas para este perfil de compradores, si bien en las tres autonomías, la caída superó el 45%.

Normas
Entra en El País para participar