Automoción

Gestamp cerrará dos fábricas en Bizkaia y despedirá a 230 trabajadores

Tras unas pérdidas de 120 millones en el primer semestre

Francisco Riberas, presidente de Gestamp.
Francisco Riberas, presidente de Gestamp.

Gestamp ha avanzado los planes de su reordenación por la crisis del coronavirus, que ha desplomado la actividad del sector de automoción. El fabricante de componentes despedirá a 230 trabajadores al decidir el cierre de dos de sus centros en Zamudio (Bizkaia) de su filial Matricería Deusto.

El grupo, que cuenta con más de 43.000 empleados, 6.000 de ellos en España, ya había anunciado en la presentación de los resultados de la primera parte del año que el ajuste alcanzaría a su red industrial en el país. Cuenta con plantas en una veintena de mercados. El recorte en España alcanza a las instalaciones de matricería, como las de Bizkaia, y a las oficinas de Madrid.

Si la matricería está en retroceso, porque los modelos cada vez comparten más piezas, lo que quita carga de trabajo a los troqueleros, el grupo que preside Francisco Riberas mantiene su apuesta por el coche eléctrico. Precisamente en Bizkaia, en el complejo de investigación AIC de Amorebieta, invertirá 17 millones en un laboratorio dedicado a los vehículos impulsados por baterías.

Normas
Entra en El País para participar