La distribución reclama un pacto político urgente para evitar el colapso del tejido productivo

Anged urge adoptar medidas de protección a las empresas, recuperación de empleos, aumento de liquidez de las compañías y flexibilización del mercado

Alfonso Merry del Val, presidente de Anged.
Alfonso Merry del Val, presidente de Anged.

La patronal de las empresas de distribución Anged, que engloba empresas como El Corte Inglés, Ikea o Fnac,  ha reclamado un pacto político para dar mayor seguridad a las empresas y evitar el colapso del tejido productivo. En ese sentido, el presidente de la asociación, Alfonso Merry del Val, ha pedido un "acuerdo urgente" para llevar a cabo las medidas de protección a las empresas, recuperación de empleos, aumento de liquidez de las compañías y flexibilización del mercado.

"La pandemia genera un alto grado de incertidumbre, que es un adversario de las empresas porque deteriora la confianza y el clima de consumo. Debe ser prioritario contar con un plan claro de reconstrucción, pero no lo tenemos. Una gran mayoría de ciudadanos estamos cansados de discusiones estériles y deseamos acuerdos urgentes de la clase política y abordar con rigor y honestidad los problemas estructurales", ha expresado Merry del Val.

Entre las reformas propuestas durante la clausura de la asamblea anual de Anged, Merry del Val ha señalado la necesidad de impulsar la flexibilidad a través de un diálogo abierto con los representantes de los trabajadores. Por ello ha pedido adoptar medidas excepcionales que ayuden a mantener el empleo y permitan adaptarse a esta nueva realidad: "El camino de la rigidez laboral llevaría al colapso del tejido productivo, profundamente deteriorado. Esta flexibilidad, que ya funcionó con éxito en la salida de la anterior crisis, es determinante para salvar el mayor número de empresas y empleos", ha explicado.

En lo que respecta a las medidas fiscales, Merry del Val ha advertido que endurecer la presión impositiva a empresas y hogares solo puede contribuir a castigar "aún más" la economía.  "En un momento como el presente, en el que las empresas han estado  tres meses cerradas, con gravísimos problemas de liquidez y con un desplome de la demanda sin precedente, no se debe aumentar la presión fiscal porque comprometería, en muchos casos, su propia supervivencia. La política fiscal debe contribuir a dinamizar el consumo y a facilitar, o al menos no entorpecer, la recuperación", ha señalado.

En materia regulatoria, el presidente de Anged ha recordado "el altísimo coste de la falta de colaboración entre instituciones o la dispersión en la toma de decisiones", por lo que ha reiterado la necesidad de avanzar en la unidad de mercado.

En la misma línea, el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, que también participó en la jornada, expresó la necesidad de alcanzar acuerdos políticos y de la colaboración público-privada para trabajar en las reformas encaminadas a impulsar los procesos de digitalización y sostenibilidad. "Trabajo, unidad, diálogo y en ningún caso confrontación. Desde la clase empresarial tenemos que plantear que es triste que interesa más la confrontación que la unidad que necesitamos. La desigualdad se combate con empleo y la única manera de salir adelante viene como consecuencia que pongamos las bases del empleo que todos necesitamos", ha expresado Garamendi.

Por otro lado, respecto a la negociación para ampliar los ERTE el presidente de CEOE aseguró que "me gustaría llegar a un acuerdo, pero la verdad es que nos lo están poniendo complicado".

Digitalización de las pymes

Por su parte, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que cerró la jornada con su intervención, ha anunciado que el Gobierno va a impulsar un proyecto de digitalización para las empresas del comercio, dirigido sobre todo a las pymes.

Asimismo, Maroto ha indicado que el Gobierno pondrá en marcha la Plataforma Comercio Conectado, con el objetivo de mejorar la competitividad del sector comercial. En ese sentido la minsitra ha destacado que durante el estado de alarma las ventas online aumentaron un 62 % en España y se espera que esta cifra continúe aumentado.

En su intervención, Maroto ha agradecido a especialmente a las empresas de distribución sus esfuerzos durante los meses de confianmiento. En esa línea ha destacado la producción de mascarillas El Corte Inglés en los peores momentos de la pandemia, así como a Carrefour,
Eroski o Auchan, entre otras, la confianza que dieron a los ciudadanos facilitando el acceso a dichas mascarillas.

Normas
Entra en El País para participar