Brexit

Los camioneros urgen libre comercio entre la UE y Reino Unido para evitar recortes y el caos en los suministros

Las asociaciones del sector reclaman transparencia en las negociaciones

El negociador británico para el Brexit, David Frost, junto al representante de la UE, Michel Barnier.
El negociador británico para el Brexit, David Frost, junto al representante de la UE, Michel Barnier.

El avance de las semanas sin que se produzcan avances significativos en las negociaciones sobre el Brexit está disparando la tensión entre los transportistas. La asociación internacional del transporte IRU, de la que es miembro el colectivo español Astic junto a otras 30 asociaciones europeas, ha remitido una carta al negociador de la UE, Michael Barnier, y al de Reino Unido, David Frost, en la que reclama un urgente acuerdo. Se pide que sea permitida la circulación de vehículos pesados de transporte de mercancías entre las fronteras de la UE y Reino Unido más allá del 31 de diciembre.

Los transportistas exigen un acuerdo de libre comercio en el que queden exentos de permisos de transporte y sistemas de cuotas. Con ello, apunta IRU, se daría protección a la cadena de suministro y se respaldaría a las economías de ambas partes. Unos 2,3 millones de camiones al año viajan entre Reino Unido y la UE. De esa cifra más de 200.000 tienen partida o destino en España.

Unos 2,3 millones de camiones al año viajan entre Reino Unido y la UE. De esa cifra más de 200.000 tienen partida o destino en España

“Las empresas del transporte por carretera deberían conocer cuanto antes si hay acuerdo o no para poder tomar sus decisiones de contingencia, tamaño de flota, plantillas, clientela, etcétera, de cara al 1 de febrero de 2021”, ha señalado el presidente de Astic, Marcos Basante, a través de un comunicado.

En el caso de carecer del esperado acuerdo de libre comercio, las asociaciones advierten de una situación caótica regida por acuerdos nacionales, mayores costes, tiempos de viaje más altos e interrupciones en el tráfico de bienes esenciales.

Crisis sobre crisis

Esta incertidumbre a la que se enfrenta el sector del transporte de carga por carretera coincide con el fuerte impacto ocasionado por la pandemia del coronavirus, por la que los camioneros en la UE dejarán de ingresar unos 64.000 millones este año, según estimaciones que maneja IRU. De este frenazo en la actividad, los transportistas españoles temen una pérdida de ingresos cercana a los 5.000 millones de euros.

“La industria del transporte por carretera de Europa y el Reino Unido urge a los negociadores que lleguen a un acuerdo sobre la relación futura en el tráfico rodado. Se necesita transparencia con respecto al nuevo entorno normativo para que el sector tenga tiempo suficiente para prepararse ante las nuevas circunstancias”, exige la representante de IRU ante la UE, Raluca Marian, en la misiva remitida a los negociadores del Bréxit.

Normas
Entra en El País para participar