Ábalos sugiere que las partidas para vivienda superarán los 670 millones en las cuentas públicas

El Ministerio inicia este viernes el trámite para la consulta pública de la futura ley estatal de vivienda

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos.
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. EFE

El titular del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), José Luis Ábalos, ha adelantado este jueves que las partidas que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) destinarán a la pata de vivienda irán en la línea de las contempladas en la propuesta de 2019. Entonces, meses antes de la irrupción de la pandemia de coronavirus, el anterior Gobierno propuso incrementar en un 41% el dinero dedicado a la vivienda, pasando de los 481,46 millones de euros contemplados en 2018 a los 678,69 millones. "No pudo ser, pero ojalá esta vez sí. Lo vamos a intentar", ha asegurado Ábalos.

En esta ocasión, tal y como ha añadido el ministro, las partidas podrán verse reforzadas con el dinero europeo del fondo de reconstrucción comunitario pactado entre los socios de la Unión Europea, por el que España recibirá 140.000 millones de euros entre subvenciones a fondo perdido y créditos. Con todo, Ábalos ha avisado de que para aprovechar el dinero es "necesaria una percha de la que colgar estos fondos", en alusión al proyecto de PGE que el Ejecutivo tiene que aprobar en minoría parlamentaria.

El Ministerio de Hacienda, encargado de elaborar la propuesta para las cuentas públicas, todavía está ultimando los detalles del borrador final, pero confirma que las partidas totales de Mitma serán de las más abultadas. Entre otras razones, porque es uno de los departamentos que mejor puede aprovechar las áreas que la Comisión Europea ha identificado como claves en el reparto del dinero, como la rehabilitación energética de los edificios.

En la propuesta del año pasado, las partidas para Mitma destinadas a promoción, administración y ayudas para la rehabilitación y el acceso a la vivienda fueron las más generosas, hasta los 649,77 millones de euros, un aumento del 44,3% respecto al proyecto presupuestario anterior. La ordenación y fomento de la edificación contaba con 27,28 millones de euros (7,4% menos), y el urbanismo y política de suelo disponía de 1,64 millones, un 0,1 % más.

Entre las prioridades actuales del Ministerio se encuentra la promoción del alquiler social o asequible, un terreno que se ha visto agravado en los últimos años por la creciente tensión en el mercado residencial y, en los últimos meses, por la crisis habitacional generada por la pandemia. Para ello, Mitma ha comenzado ya los trámites necesarios para iniciar el Plan 20.000, que pretende levantar las correspondientes viviendas sociales en varias ciudades españolas para acercarse poco a poco a las cotas que manejan otros países en sus respectivos parques públicos.

Ábalos, que ha presentado este jueves el Boletín Especial de Vivienda Social en la sede del Ministerio, también ha adelantado que este viernes iniciará el trámite de consulta pública del proyecto de ley estatal del derecho a la vivienda, otra de las patas principales de su cartera para esta legislatura. El ministro ha recordado que se trata de la "primera en su género de la historia de la democracia española", y ha apuntado que "armoniza la normativa y los conceptos claves para desarrollar políticas de vivienda".

Uno de los objetivos de esta ley es homogeneizar parte de las políticas de vivienda, transferidas a las comunidades autónomas, desde un punto de vista conjunto. La norma también tendrá el objetivo de proteger "el derecho constitucional a la vivienda", un derecho sobre el que pivotan otros como el de "la educación de los menores o la salud, como se ha visto en estos meses de confinamiento".

Normas
Entra en El País para participar