El Ibex se desmarca de Europa y no logra mantener las fuertes subidas

El selectivo, que llegó a sumar un 1,5% apoyado en los grandes valores, cierra plano

Ibex
Ordenadores en el interior del Palacio de la Bolsa de Madrid (España) Europa Press

Wall Street y su apertura mixta que poco después se tornó en negativa tras conocerse sus datos macros frenaron el tono alcista del Viejo Continente y en mayor medida el del Ibex. Así, el Ibex, que llegó a sumar un 1,5%, ha logrado romper la racha de cuatro días de caídas pero cerró plano y por debajo de los 6.700 puntos. Mientras tanto, el Ftse 100 ha sido el ganador, con una subida superior al 1%, seguido del Cac, que se ha anotado un 0,6%.

IBEX 35 6.435,70 0,37%
Petroleo Brent 37,550 -0,266%
EUR x USD 1,1678 0,034%

De la misma manera que a primera hora eran los grandes valores los que impulsaban al selectivo, al término de la sesión, sus caídas restaban fuerza al índice, en especial las de la banca, con recortes del 4,7% para Bankinter, seguido de Sabadell (-3,9%), CaixaBank (-2,95%) y Bankia (-2,6%), mientras que Santander cedió un 1,5%. Otros valores con gran peso, como Telefónica o Repsol, retrocedieron un 2,4%. Y los turísticos, que despuntaban en toda Europa, se fueron frenando: en España, IAG que llegó a dispararse un 7%, perdió un 2,1%.

Inditex compensó la situación, al sumar un 1%, mientras que BBVA, que llegó a anotarse un 4% al elevar sus previsiones de resultados para 2020, cerró con un alza del 0,4%. El banco subía con fuerza esta mañana después de elevar sus previsiones de resultados para el ejercicio 2020 por la mehjora del negocio en México, lo que repercutirá en un aumento de los ingresos recurrentes gracias a la recuperación del crédito minorista y a la gestión de precios. La victoria en la jornada ha sido para Pharma Mar y ACS, con alzas del entorno del 5%. La primera rebota después de que los inversores penalizaran su estreno en el selectivo el lunes y en solo dos jornadas acumulara una caída superior al 6%

En la agenda económica, se han dado a conocer datos relevantes como el PIB español, que se hundió un 17,8% en el segundo trimestre. Aunque la caída está por debajo de lo esperado, el dato significa que España entró oficialmente en recesión. Por otro lado, los PMI indica que la recuperación económica se estanca en la zona euro ante el repunte de casos de Covid-19. En el noveno mes del año, el índice compuesto de gerentes de compras se situó en 50,1 puntos, desde los 51,9 enteros de agosto, lo que supone la peor lectura en los últimos tres meses.

En EE UU, el cambio de signo de los índices ha venido de la mano de la publicación de los datos del PMI manufacturero y de servicios del mes de septiembre de IHS Markit. Aunque el primero se ha situado en 53,5 puntos, frente a los 53,1 de agosto y por encima de las previsiones de los analistas que esperaban que se mantuviera, el de servicios se ha situado ligeramente por debajo de las previsiones de los analistas, en los 54,6 puntos, grente a los 54,7 esperados y los 55 de agosto. Como consecuencia, el PMI compuesto ha caído desde los 54,6 a los 54,4 puntos lo que incrementa los temores a una caída del impulso económico a medida que lo hace el fiscal.

De fondo, el registro de los casos diarios de coronavirus se acerca a los niveles de abril en varios países de Europa, lo que sumado a las restricciones impuestas y a la amenaza de confinamientos hacen temer a los inversores que se ralentice una recuperación ya débil de por sí. Alemania descarta por el momento cierres generalizados y opta por tratar de contener los focos de la pandemia a escala local. Reino Unido, por su parte, no descarta el confinamiento nacional. En España los nuevos casos se acercan a 3.000 diarios y en Madrid se ha optado por confinamientos de ciertas zonas de población. Reino Unido, con casi 5.000 nuevos casos de Covid diarios, ha impuesto nuevas medidas si bien ha evitado de momento los confinamientos.

En esta situación de incertidumbre, y hasta que haya una vacuna disponible contra el Covid 19, los inversores se mantienen cautos ante el riesgo y se refugian en activos más seguros como la deuda y el dólar estadounidense. La rentabilidad del bono del Tesoro estadounidense baja hasta el 0,669%, mientras que el euro baja frente al dólar, hasta situarse en torno a los 1,167 dólares, en niveles de finales de julio.

"El BCE ha señalado recientemente que el arsenal de estímulo monetario no está agotado, algo que podría continuar debilitando la operativa alcista del euro después de su racha alcista de los últimos meses", señalan en Monex Europe.

El rendimiento en el mercado secundario del bono soberano español con vencimiento a 10 años se mantiene en el 0,2%, por lo que ha alcanzado su menor nivel desde marzo, después de que durante varios meses se elevara el riesgo y la incertidumbre sobre la deuda española.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent suma un 0,7% y recupera los 42 dólares por barril después de que las existencias de crudo en EE UU se hayan contraído en 1,639 millones de barriles durante la semana pasada, según los datos de la Agencia de Informació para la Energia del Ejecutivo (EIA, por sus siglas en inglés). La cifra superior a la esperada por los analistas 2,325 millones, pero inferior a la avanzada ayer por Instituto Americano del Petróleo (API), que situaba el descenso en 691.000 barriles.

Normas
Entra en El País para participar