Banca

Botín da una vuelta de tuerca a la organización en Europa y lanza One Europe para mejorar su rentabilidad

Sobre la fusión de CaixaBank y Bankia: “Estamos en una liga distinta, en una liga global”

Ana Patricia Botin, presidenta de Banco Santander
Ana Patricia Botin, presidenta de Banco Santander REUTERS

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, tuvo ayer otro de sus encuentros con la plantilla denominado Ask Ana. En esta ocasión, el objetivo era presentar a António Simões (proviene de HSBC), que comenzó el pasado 1 de septiembre como regional head of Europe, y anunciar la nueva reorganización para Europa. Pero fue sobre fusiones en lo que más insistió la plantilla en sus preguntas a la banquera.

Botín aseguró en este acto que el banco no tiene intención de participar ahora en procesos de fusión. “Santander está centrado en crecimiento orgánico y rentable y no necesitamos compras para crecer”, respondió a la plantilla. Para añadir que “tenemos la escala, con 145 millones de clientes en el mundo y estamos destinando 5.000 millones de euros anuales a tecnología y digitalización. No necesitamos comprar”.

Como es lógico, las preguntas sobre su opinión y las consecuencias para Santander de la fusión de CaixaBank y Bankia se repitieron. “Estamos en una liga distinta, en una liga global”, respondió Botín.

Pero el acto, en esta ocasión, tenía el objetivo de presentar la creación de Santander One Europe, lo que el banco considera como “una de las oportunidades clave del grupo en los próximos años para crecer orgánicamente”. “El primer paso para ser One Santander empieza por nuestro negocio en Europa, con One Europe”, expuso la ejecutiva junto al responsable de esta nueva estructura.

“Santander está centrado
en el crecimiento orgánico
y no necesitamos compras”

El proyecto pasa por aprovechar las economías de escala de la institución y “ responder de forma más rápida a los cambios en el entorno y mejorar nuestra oferta”, según explicó el banco en el acto, aseguran fuentes financieras.

El banco pretende acelerar su transformación del negocio minorista y de banca comercial, ante los nuevos cambios del sector, con la entrada de nuevos protagonistas tecnológicos, y la creación de un nuevo mapa bancario.

El año pasado el banco segmentó el grupo en grandes regiones, y ahora da un paso más en esta organización con cambios en Europa, cuyos principales mercados son España, Reino Unido, Polonia y Portugal.

El reto que se ha marcado con este nuevo proceso es atraer más clientes y mejorar su potencial de crecimiento. Para ello, además de la nueva vuelta de tuerca a la organización en Europa, pretende simplificar la oferta de productos.

El equipo de Europa estará formado por los consejeros delegados locales, Rami Aboukhair (España), Nathan Bostock (Reino Unido), Pedro Castro e Almeida (Portugal) y Michał Gajewski (Polonia). A ellos se suman cuatro responsables de negocio, siendo dos nuevos responsables de negocio a nivel regional, head of retail Europe y head of digital Europe, y dos representantes de los negocios globales: SCIB y WM&I.

El área de banca retail estará bajo la responsabilidad de Ángel Rivera, que vuelve a España (era vicepresidente de México) con el cargo de head of retail Europe, y el área digital estará encabezada por Isabel Guerreiro, puesto que compaginará con su actual rol como responsable de digital e innovación en Santander Portugal.

Rivera será responsable de definir una estrategia de cliente y producto común para banca comercial en Europa para sacar mayor rentabilidad al cliente. Guerreiro liderará la agenda digital de las filiales del grupo en Europa, siendo responsable de coordinar los proyectos digitales clave en los bancos, asegurando la convergencia entre países y evitando que se dupliquen inversiones.

Los responsables de España, Reino Unido, Portugal y Polonia (países que representan el 35% del beneficio de grupo), reportarán a Simões, que forma parte del comité de dirección del grupo y reporta al consejero delegado, José Antonio Álvarez. En estos países el grupo cuenta con 28 millones de clientes, de los que 10 millones están vinculados y casi 15 millones son digitales.

La nueva experiencia: One Europa

Objetivos. La visión de One Europe se verá reflejada en la definición de un conjunto de objetivos compartidos por el equipo directivo europeo, así como por los equipos de directivos de cada banco. El objetivo de estos cambios es que el grupo se beneficie de la variedad y alcance de los productos que ofrece a nivel global, para generar nuevas oportunidades de crecimiento en todas las áreas de negocio. Tras realizar fuertes inversiones en tecnología, el grupo pretende ahora sacarlas rendimiento para automatizar y digitalizar sus proceso.

Responsable de Europa. António Simões proviene de HSBC, donde ha liderado varias unidades de negocio en los últimos 13 años en Londres y Hong Kong. Hasta ahora, era responsable de banca privada global y, con anterioridad, consejero delegado de Reino Unido y Europa continental. Antes de incorporarse a HSBC, fue socio de McKinsey.

Normas
Entra en El País para participar