Tecnología

Microsoft lanza un órdago a Sony y compra los videojuegos de Bethesda por 6.390 millones

El gigante del software realizará la operación en efectivo. La adquisición reforzará de forma importante su cartera de juegos para impulsar su consola Xbox y su servicio de videojuegos en la nube

Microsoft quiere reforzar su oferta de entretenimiento con los juegos de Bethesda.
Microsoft quiere reforzar su oferta de entretenimiento con los juegos de Bethesda.

Microsoft ha lanzado hoy un órdago a su gran rival en el negocio de los videojuegos: Sony. El gigante estadounidense ha anunciado la adquisición de ZeniMax Media, la empresa matriz de Bethesda Softworks, una de las desarrolladoras y editoras de videojuegos privadas más grandes del mundo, por 7.500 millones de dólares (6.390 millones de euros).

La operación, que se llevará a cabo en efectivo, fortalecerá la oferta de juegos del creador de Windows, pues según ha explicado la propia compañía en un comunicado, la adquisición le permitirá crecer de 15 a 23 estudios creativos y añadir las franquicias icónicas de Bethesda, como The Elder Scrolls, Fallout, DOOM y Wolfenstein, a Xbox Game Pass, su servicio de suscripción digital a videojuegos en la nube, que cuenta ya con 15 millones de suscriptores.

Se trata de una de las operaciones más relevantes de la industria de videojuegos en lo que va de año, y también la tercera mayor compra de Microsoft hasta la fecha, tras las de Lin­kedin en 2016 por 26.200 millones de dólares, y la de Skype, en 2011, por 8.500 millones. El precio pactado por ZeniMax Media iguala, no obstante, el importe desembolsado por Microsoft en 2018 por GitHub. Esta nueva adquisición llega una semana después de que ByteDance rechazara la oferta del gigante del software por TikTok.

Microsoft ha aclarado que planea incluir los futuros juegos de Bethesda, como el juego de rol centrado en la exploración de planetas Starfield, todavía en desarrollo, en su servicio de suscripción mensual Xbox Game Pass el mismo día de su lanzamiento en Xbox o PC. En este sentido, Robert A. Altman, presidente y CEO de ZeniMax Media, ha asegurado en el comunicado que seguirán desarrollando juegos “pero ahora con la escala de Microsoft”.

El fabricante de la Xbox ha añadido que prevé que la operación se cierre en la segunda mitad del año fiscal 2021 y ha explicado que espera que la compra tenga un impacto mínimo en los ingresos operativos ajustados en los años fiscales 2021 y 2022.

Más juegos exclusivos

Microsoft también ha precisado que la estructura y liderazgo de Bethesda se mantendrán intactos. El acuerdo engloba las oficinas editoriales y más de 2.300 empleados de estudios, que seguirán funcionando en principio de forma autónoma, como id Software, ZeniMax Online Studios, Arkane, MachineGames, Tango Gameworks, Alpha Dog y Roundhouse Studios.

La compra de ZeniMax Media, fundada en 1999, se produce en un momento en que la industria del videojuego está creciendo debido a la alta demanda de los usuarios confinados durante la pandemia por el Covid-19. En este escenario, Microsoft parece estar dispuesta a tirar la casa por la ventana para ganar la batalla en el mundo del gaming frente a su eterno rival, Sony y su consola PlayStation, ofreciendo a los usuarios múltiples formas de jugar, con diferentes propuestas y precios, a través de su consola Xbox y de su servicio en la nube. Xbox Game Pass, ya bautizado como el Netflix de Microsoft de videojuegos.

“El contenido diferenciado de calidad es el motor detrás del crecimiento y el valor de Xbox Game Pass, desde Minecraft hasta Fight Simulator. Como desarrollador y editor de juegos probado, Bethesda ha tenido éxito en todas las categorías de juegos, y juntos, fomentaremos nuestra ambición de empoderar a más de 3.000 millones de jugadores en todo el mundo”, ha señalado el consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella.

Con la compra de ZeniMax Media es de esperar que Microsoft refuerce de manera notoria su cartera de títulos exclusivos (al menos temporalmente) en Game Pass y logre acabar con las críticas de quienes la acusan de tener pocos títulos potentes en exclusiva para su plataforma de juegos.

Una apuesta cada vez más ambiciosa

Anuncios consecutivos. La fuerte apuesta de Microsoft para los próximos años en el negocio del videojuego lo resumió este lunes Phil Spencer, responsable de Xbox. El directivo ha resaltado que “solo en los últimos diez días hemos anunciado detalles de nuestras nuevas dos consolas [Xbox Series X y Series S], que estarán disponibles para preventa mañana [por hoy], hemos relanzado el juego en la nube con Xbox Game Pass Ultimate y estamos invirtiendo en una de las zonas más críticas de nuestra estrategia: los juegos”.

Streaming. El pasado 15 de septiembre la compañía lanzó su servicio de suscripción más ambicioso, Xbox Game Pass Ultimate, con el que se puede acceder a más de 150 videojuegos para jugar directamente en cualquier móvil o tableta Android. El servicio en streaming compite con Google Stadia o Nvidia GeForce NOW.

Normas
Entra en El País para participar