Alimentación

Baron de Ley lanza una opa para salir de Bolsa

La operación sale adelante en la junta de accionistas, pese al rechazo de algunos inversores

Baron de Ley lanza una opa para salir de Bolsa

Baron de Ley ha registrado este viernes en la CNMV el anuncio para lanzar una opa de exclusión. Ofrece 109 euros por título sobre el 9,49% de free float con el que cuenta la sociedad. Su primer accionista, la sociedad Mazuelo Holdings con el 90,44%, y su consejero delegado, César Sánchez Moral, con el 0,07% se han comprometido a no acudir a la operación.

La compañía ha lanzado esta oferta una vez ha obtenido el visto buena de la junta de accionistas. Sin embargo, un grupo de inversores, capitaneados por el fondo Avantage se oponen frontalmente a la operación. Consideran que su presidente está exprimiendo la normativa de opas para excluirla a un precio inferior al que vale sin contar con los pequeños accionistas y utilizando los recursos de la propia empresa cotizada.

La empresa vitivinícola se ha caracterizado por una gestión muy prudente de su caja. Nunca ha repartido dividendo, sino que ha empleado una parte de la liquidez en comprar acciones propias para después destruirlas. Es decir, ha ido reduciendo su capital con el paso de los años. Esta es una fórmula habitual de retribución a los inversores.

El director de inversiones de Avantage, Juan Gómez Bada, explicaba recientemente a CincoDías que así el presidente de la empresa ha ido elevando su control desde el 25% de hace 15 años hasta el porcentaje actual. Aunque el resto de los accionistas también se ha beneficiado de la estrategia. Desde finales de 2006, el número de acciones de la firma ha bajado de los 7,34 millones a los actuales 4,05 millones.

El detonante de la exclusión de Bolsa, según explica Gómez Bada, se produjo en noviembre de 2018: Eduardo Santos-Ruiz Díaz compró un 1% del capital, pasó a controlar más del 50% y lanzó una opa obligatoria a 108,73 euros por título.

Esa opa se lanzó a cuenta de un crédito por un máximo de 290 millones concedido por CaixaBank a Mazuelo, sociedad en la que consolida Barón de Ley. Esto es clave. El comprador se valió del balance de la cotizada, con su amplia caja, para que se lo dieran. Y no solo para comprar las acciones en la opa, también las que adquirió en mercado antes de que se consumara.

Como consecuencia de la oferta, aceptada por dueños del 11,87% de las acciones de Barón de Ley, y de las adquisiciones en el mercado, Mazuelo pasó a controlar el 90,4%. Casi todo lo pagó con el crédito, con vencimiento en noviembre de 2023, una posible prórroga por dos años más y un tipo de interés máximo del euríbor más 0,475 puntos porcentuales, según el folleto de la opa. La garantía del préstamo son las propias acciones de Barón de Ley. Su presidente empleó tan solo recursos propios por 555.682 euros para adquirir 5.099 acciones.

Pese a que en el folleto de la operación que concluyó en marzo de 2019, Mazuelo asegura que “no existe la intención de promover la exclusión de cotización” e incluso afirma que tomaría medidas para garantizar la liquidez de las acciones en Bolsa, a finales del pasado julio cambió de opinión y quiere excluirla.

Por otro lado, la compañía esgrime en el documento remitido a la CNMV que cuenta con un informe de valoración independiente, elaborado por Renta 4, que valora la empresa en entre 106 y 109 euros por acción.

Normas
Entra en El País para participar